Hmido: "Quiero recuperar la normalidad de un joven de 31 años"

El talibán español, de vuelta a Ceuta, quiere vivir "como una persona normal" y ganarse la vida como camionero

El conocido como talibán español, Hamed Abderraman, Hmido, ha afirmado hoy estar "tremendamente contento" de estar de nuevo con su familia, pero sobre todo de que "se haya hecho justicia por parte del Tribunal Supremo anulando la anterior sentencia". En conferencia de prensa, el ceutí ha recordado su detención por parte de militares pakistaníes, junto a otras 150 personas que "huíamos de la guerra, y cuando nos detuvieron estuvimos prácticamente un mes en una prisión militar pakistaní". Hamed quiere vivir "como una persona normal", ganarse la vida trabajando de camionero y "recuperar la normalidad de un joven de 31 años".

En su presidio en Pakistán, Hamido ha recordado que "comíamos una lenteja con agua en mal estado, por lo que incubé una gastroenteritis, y luego llegaron los estadounidenses, que preguntaban si conocíamos a Osama Bin Laden o al Mulá Omar". De allí fue trasladado a un campo militar de Kandahar, donde para dormir "nos dieron una manta, nos tumbábamos a ras de suelo y hacíamos almohadas con la tierra".

Más información

En el traslado hasta Guantánamo (Cuba), según ha relatado, "nos pusieron unos cascos, un gorro, un mono naranja, el oído tapado y una mascarilla de enfermero y creo que ese vuelo duró más de veinticuatro horas, donde nos dieron una manzana y un sandwich de crema de cacahuete". Una vez en la base, el ceutí estuvo unos meses en una celda de un metro por dos, donde "teníamos un cubo para la comida y uno para las deposiciones, y la luz alumbrando cada jaula, por lo que era muy difícil dormir", ha asegurado.

Hamed ha denunciado también "una segunda fase, donde los barrotes de las jaulas donde nos encerraron eran mucho más gruesos, por lo que yo perdí parte de la vista", así como el relevo de un general de apellido hispano, que dejó su cargo "a las dos semanas de ofrecernos su ayuda para mejorar nuestras condiciones de vida".

Hamed, que espera ahora trabajar de camionero, que es "lo que sé hacer", ha condenado el terrorismo porque "no tiene sentido", y ha explicado que se definió como mártir "por lo que he sufrido".

Su abogado, Marcos García Montes, ha insistido en la presentación de una demanda "contra el presidente Bush y sus acólitos", que pedirá cantidades millonarias y se presentará en los Estados Unidos "en cuanto sea posible". El letrado ha recalcado su "cariño y admiración por el pueblo norteamericano" y, al referirse a la cuantía que "se exigirá a Bush", no ha dado cifras, pero sí ha apuntado que "por un divorcio, se pagan tres mil millones".

García Montes ha recordado que su cliente presenta trastornos psicológicos, además de físicos, como la perdida de parte de la visión, y no ha descartado un proceso conjunto con otros presos como Hamido.

Hamed Abderrahaman Ahmed, junto a su abogado, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Ceuta.
Hamed Abderrahaman Ahmed, junto a su abogado, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Ceuta.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50