Carmen Cervera anuncia que el Thyssen presentará alegaciones al plan de reforma del Paseo del Prado

Gallardón comunicó hoy que paraliza durante seis meses la reforma para recibir nuevas sugerencias

Más información

La baronesa afirmó que la concentración del pasado sábado, convocada por diferentes organizaciones ecologistas en protesta por la citada reforma y que contó con la participación activa de la propia Carmen Cervera, ha podido pesar en la decisión de Ruiz-Gallardón, porque, a su juicio, "todo señor alcalde escucha a su pueblo y yo creo que ha hecho caso de los ciudadanos", añadió. "Me siento muy feliz de que el alcalde haya dado esta tregua a todos los madrileños", aseguró Cervera, para quien, ahora "se abre un período de esperanza y de diálogo". "Sería maravilloso que pudiéramos llegar a un acuerdo", dijo.

Alberto Ruiz-Gallardón anunció esta mañana que abrirá un periodo de alegaciones extraordinario de seis meses para que los ciudadanos e instituciones de la capital puedan presentar nuevas sugerencias sobre la polémica reforma del eje Prado-Recoletos, una vez que él proyecto final esté listo. Esta decisión paraliza de hecho la tramitación administrativa del plan, que estaba previsto que llegara al Pleno del Ayuntamiento en junio. El alcalde añadió que el Ayuntamiento de Madrid no puede ser "indiferente" y tener una actitud "soberbia" ante el debate abierto.

El proyecto inicial, aprobado el pasado junio, fue expuesto al público durante tres meses para que particulares e instituciones presentaran sus alegaciones. El Ayuntamiento recibió 600, pero ninguna del Museo Thyssen-Bornemisza, que ahora se opone frontalmente al plan. Preguntado por el conflicto, el alcalde dijo esta mañana "Me importa y mucho lo que se dice desde la Fundación Thyssen".

La solución de la baronesa

A la hora de aportar soluciones para el Paseo del Prado, la

baronesa Thyssen opina, según explicó hoy, que habría que dejar "las ocho vías de tráfico" que hay ahora, y afirma que en la zona de las plazas de Cibeles y de Neptuno "el tráfico en el medio parece la única solución razonable". " Luego, en los dos laterales, que tienen árboles maravillosos, hay que dejarlos", aseguró.

Carmen Cervera defiende que cada museo tenga "una zona ajardinada alrededor, como va a tener el Museo del Prado, para que el público pueda disfrutar de algo que pertenece al patrimonio mundial, y no que los visitantes tengan que tragar monóxido de carbono con una autopista de ante del museo", como en su opinión ocurrirá a cuantos visiten el Thyssen si se lleva a cabo el proyecto.

El pasado sábado, una manifestación congregó a unas 1.000 personas contra la protesta. Entre los que critican la reforma están Ecologistas en Acción, que denunció ayer el "desprecio" a las leyes y a las normas por parte del Ayuntamiento de Madrid a raíz de la tala de árboles que se producirá en el paseo del Prado, algo que también ha ocurrido en las obras de la M-30, en las que se descatalogaron ejemplares singulares y jardines históricos.

Lo más visto en...

Top 50