Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CNI informó al Gobierno en diciembre de la llegada masiva de inmigrantes

El PP y CiU exigen la comparecencia de Alonso en el Congreso para que explique la tardanza en la adopción de medidas

El Gobierno ha admitido hoy que a finales de 2005 recibió informaciones del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en las que se alertaba de la muerte masiva de inmigrantes, entre 1.200 y 1.700, en las aguas del Atlántico al intentar alcanzar las costas de Canarias desde Mauritania.

A través de un comunicado, el Ministerio del Interior -que ayer aseguró no haber recibido informe alguno- ha reconocido que a finales del año pasado recibió, entre otras informaciones, la de que "un gran número de inmigrantes subsaharianos habían partido de las costas mauritanas y podrían no haber llegado a las Islas Canarias, con un gran número de naufragios en aguas internacionales". La nota añade que Interior "procedió a trasladar la información recibida a las unidades implicadas para que se adoptasen medidas que pudiesen paliar esta situación".

El comunicado se ha difundido después de que el titular de ese departamento, José Antonio Alonso, eludiera pronunciarse sobre las notas del CNI que alertaban de la muerte masiva de subsaharianos que se embarcaban en cayucos con destino a España. Al ser preguntado al respecto, el ministro ha defendido la "magnífica labor" de las fuerzas de seguridad en el control de la inmigración ilegal y ha recordado que, en lo que va de año, han sido desarticulados 56 grupos mafiosos y se ha salvado a más de 600 personas de morir ahogadas.

En la información facilitada por el CNI se advertía de que los inmigrantes subsaharianos que estaban en tierra desconocían las muertes en el mar, por lo que se esperaba un incremento de la salida de pateras de Mauritania. La nota adelantaba las medidas que proponía el Gobierno mauritano. Algunas fueron adoptadas por el Ejecutivo español la semana pasada, como las patrullas conjuntas en el mar, mejores infraestructuras para albergar a los subsaharianos y vehículos con los que poder transportarlos.

La información del servicio de inteligencia fue recogida en un informe interno de la Guardia Civil que ayer fue divulgado por varios medios de comunicación. Hoy, el ministro de Defensa, José Bono, ha aclarado que la información originaria procede del Centro Nacional de Inteligencia y que este organismo traslada siempre lo que conoce a las autoridades competentes. No obstante, Bono no ha querido hablar sobre el tema argumentando que "se trata de una nota clasificada" de la que el ministro de Defensa "no puede hablar sin cometer delito".

El PP exige explicaciones

En este contexto, el secretario general del PP, Ángel Acebes, ha anunciado que su grupo solicitará la comparecencia del ministro del Interior y de otros miembros del Gobierno para que expliquen desde cuándo conocían estas informaciones y por qué no se adoptaron las medidas previstas, algunas de las cuales fueron aprobadas en el Consejo de Ministros la semana pasada. El número dos del PP ha acusado al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de "ocultación", "desidia" e "ineficacia" en su política de inmigración y ha avanzado que mañana, en la sesión de control al Gobierno, preguntarán sobre este asunto al ministro de Interior. El portavoz de Inmigración de CiU en el Congreso, Carles Campuzano, ha considerado también necesario que Alonso aclare en el Parlamento "por qué el Gobierno no adoptó medidas a principios de año ante informaciones realmente graves".