El juez envía a prisión a Petrikorena por los incidentes violentos en la huelga de Batasuna

Grande-Merlaska deja en libertad bajo fianza a Pernando Barrena y Rafael Díez Usabiaga

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado esta tarde el ingreso en prisión incondicional del dirigente abertzale Juan José Petrikorena, mientras que ha dejado en libertad con fianza de 200.000 y 100.000 euros, respectivamente, a Pernando Barrena y Rafael Díez Usabiaga, y ha dejado en libertad a la abogada Arantza Zulueta.

El magistrado ha adoptado esta decisión después de tomarles declaración en relación con los 108 incidentes violentos que se produjeron el pasado día 9 durante la jornada de huelga convocada en el País Vasco y Navarra por la muerte de dos presos etarras, y cuya convocatoria se anunció en una rueda de prensa celebrada dos días antes en la que los cuatro dirigentes abertzales estuvieron presentes.

En el auto en el que acuerda su encarcelamiento, Grande-Marlaska dice que Petrikorena mantuvo "una postura activa, buena prueba de lo cual participó en distintas concentraciones y manifestaciones verificadas días previos [a la huelga] y, lo que es más importante, tomó parte activa, con un papel preferente" en la rueda de prensa en la que se llamó a la huelga.

Petrikorena se encontraba en libertad bajo fianza de 100.000 euros desde el pasado mes de septiembre, cuando el magistrado le imputó en la causa en la que se investiga si el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK-PCTV) se constituyó en sucesor de la ilegalizada Batasuna, por lo que el juez ha considerado que su conducta es más grave al existir "reiteración delictiva".

El juez repite los mismos argumentos en el auto en el que resuelve sobre Pernando Barrena, para quien sin embargo no ordena el ingreso en prisión porque "al día de la fecha no consta su imputación en otra causa, ni medida cautelar en su persona", por lo que no se estima que haya incurrido en reiteración delictiva. De Díez Usabiaga, el magistrado dice que "dio voz principal al frente político-institucional (de ETA), actualmente ilegalizado", que no comunicó la convocatoria de huelga a la autoridad administrativa y que "cedió sus siglas legales para dar la apariencia de legitimidad democrática", de lo que se desprende "su participación en el delito de colaboración terrorista".

Otegi sufre neumonía

Por otra parte, la bronquitis que padecía el portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi y que el lunes le obligó a suspender su comparecencia en la Audiencia Nacional ha derivado en una neumonía, por lo que precisará al menos diez días de reposo en su domicilio para recuperarse.

Así lo ha comunicado hoy a Grande-Marlaska el forense de guardia de Eibar (Guipúzcoa) al que el magistrado ordenó el pasado lunes que examinara al portavoz de Batasuna cada doce horas y le fuera dando cuenta de su evolución, informaron fuentes jurídicas.

El juez había citado a Otegi como inductor de los incidentes ocurridos durante la jornada de huelga de la izquierda abertzale, hechos por los que anoche ya ordenó el ingreso en prisión de Juan María Olano. La enfermedad de Otegi también ha obligado a aplazar el juicio en el que hoy debía comparecer como acusado en la Audiencia Nacional y en el que el fiscal iba a solicitar 15 meses de prisión para él por un delito de enaltecimiento del terrorismo por su participación en un homenaje al etarra Argala.

Pernando Barrena (izqda.) y Rafael Díez Usabiaga, a su llegada, acompañados de Joseba Permach (centro) a la Audiencia Nacional
Pernando Barrena (izqda.) y Rafael Díez Usabiaga, a su llegada, acompañados de Joseba Permach (centro) a la Audiencia NacionalEFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS