Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena parar las obras del hotel del Algarrobico por estar en una zona protegida

La organización 'Salvemos Mojácar' había interpuesto un recurso, al considerar que invadían la zona de protección de la Ley de Costas

El juzgado número 2 de los Contencioso-Administrativo de Almería ha ordenado la paralización inmediata de las obras que la empresa Azata del Sol está construyendo en la playa de El Albarrobico, situada en la localidad de Carboneras, y dentro del Parque Natural de Cabo de Gara, después de que la organización conservacionista Salvemos Mojácar denunciara las obras por situarse en una zona protegida.

Según el auto del juez, las obras están amparadas en una licencia que incumple la legalidad, al invadir la zona de servidumbre de protección de la Ley de Costas. Las obras de construcción del hotel fueron autorizadas por el Ayuntamiento de Carboneras en una sesión celebrada el pasado 13 de enero. La empresa constructora puede presentar un recurso de apelación en un plazo de quince días.

La asociación Salvemos la tierra ha mostrado su satisfacción por "este triunfo de la legalidad y el sentido común" que, a su juicio, ha brillado por su ausencia en las actuaciones tanto del Ayuntamiento de Carboneras como de la Junta de Andalucía. No es el único colectivo que ha denunciado con diferentes actos la construcción de estas obras en el Parque Natural de Cabo de Gata. Varios miembros de Greenpeace protagonizaron una acción de protesta la semana pasada, bloqueando con ladrillos de estas obras la sede de la Junta de Andalucía en Sevilla.

El Ayuntamiento de Carboneras había destacado la proyección económica que el complejo hotelero tendría para la zona, aspecto que para la organización no eran más que "discursos demagógicos sobre el desarrollo del pueblo". Además, la asociación ha afirmado que el Ayuntamiento ha intentado "retrasar el desarrollo del recurso" interpuesto con "medidas insólitas e irregulares" como las de alegar que "el expediente administrativo del hotel estaba incompleto, pidiendo nuevos plazos para completarlo".