Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los Reyes Magos pasean su cabalgata por España

El trayecto incluye viajes en barco, tren, AVE, ala delta, parapente y helicóptero

Un año más, como cada 5 de enero, las familias españolas han salido a calle a recibir a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido las calles de pueblos y ciudades para saludar y ofrecer caramelos a grandes y pequeños, pocas horas antes de llenar de ilusión los hogares con sus regalos. En lugares como Alcoy, llevan 121 cumpliendo con el ritual.

La fiesta, cuyo guión de repite en todo el país, comenzaba con la recepción de Sus Majestades a cargo de las distintas autoridades políticas de cada ciudad. Mientras en algunos casos han elegido el tren para su llegada, como en Santiago de Compostela o en Toledo (a bordo del AVE de reciente apertura), en lugares como Alarilla (Guadalajara), Santa Cruz de Tenerife o Getafe (Madrid) han sido más espectaculares, al acudir a la cita en ala delta, parapente y helicóptero. La vía marítima se reserva a localidades costeras de la Comunidad Valenciana, Cantabria, Canarias, Baleares o Asturias.

San Sebastián no ha podido sumarse a esta lista como es tradición, pues las obras que se están realizando en el puerto donostiarra impedían la llegada por mar de Sus Majestades. Por lo demás, las tradicionales carrozas temáticas se han abierto paso entre las multitudes de niños y mayores ansiosos por ver a los Reyes, acompañados por sus pajes y el resto de la comitiva festiva. Pero qué sería de una Cabalgata sin caramelos, objeto de deseo de todos los asistentes en continua lucha por recoger cuantos más, mejor. Esta edición se han repartido varios cientos de miles de kilogramos, sin que faltaran tampoco las anécdotas.

2.500 kilos de caramelos sin gluten

En las capitales gallegas, a petición de la Asociación de Celíacos de Galicia, se han repartido 2.500 kilos de caramelos sin gluten, que "favorecerán la salud de los niños". En el caso de Villanueva del Ariscal (Sevilla), su Cabalgata del Jamón ha acompañado una vez más los dulces con 60 kilos de chacina envasada al vacío. El gran desfile del 5 de enero es siempre la Cabalgata de la capital, seguida por miles de españoles tanto en directo como por televisión. Este año ha evocado el viaje que, según la tradición, tuvieron que realizar los Magos entre Oriente y Occidente para adorar al Niño Jesús, bajo el sugerente lema El viaje como principio de todas las cosas.

El recorrido habitual entre el parque de El Retiro y la plaza Mayor, que incluye lugares emblemáticos como la plaza de Cibeles o la Puerta del Sol, ha estado amenizado esta vez por numerosos grupos de teatro, danza y música representantes de otras culturas y procedentes de países como EE UU, Suiza, Bélgica, Argentina o India. Además, tres espectáculos han destacado a lo largo del desfile. Por un lado, la compañía francesa L'Arbre Nomades ha representado La ruta de la seda, un montaje que nos sumergió en culturas ancestrales caracterizadas por caravanas del desierto y ciudades bazar al estilo de Las mil y una noches.

Las carrozas municipales recreaban dos de las aventuras que más magia e ilusión han aportado a las mentes infantiles: Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift, a cargo del rea de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad, y Peter Pan, de J. M. Barrie, elegida por el rea de Las Artes para ilustrar la idea del viaje iniciático. En torno a las 19.45 horas, los Reyes Magos han llegado a la Plaza Mayor, donde los asistentes han disfrutado del discurso del Rey Melchor y del fin de fiesta creado por La dodicesima notte: l'Epifania dei Magi. En el centro histórico del Madrid de los Austrias, una pantalla gigante de televisión ha retransmitido, además, las mejores imágenes durante todo el recorrido de la Cabalgata.