Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Vega pide al PP que "deje de utilizar a ETA" para desgastar al Gobierno

Acebes: "ETA se convierte en el tutor de la reforma del Estatuto de Cataluña"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha reclamado hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, que "corte de raíz" cualquier intento de su partido de usar a ETA como argumento para atacar al Ejecutivo: "Lo último que nos faltaba por ver es al principal partido de la oposición utilizar un comunicado de ETA para intentar desgastar al Gobierno". Fernández de la Vega, tras la reunión del Consejo de Ministros, no ha querido hablar mucho más sobre el comunicado hecho público ayer por la organización terrorista. En su opinión, sobre las declaraciones de los etarras "no caben medias tintas", porque "poner en valor comunicados de bandas terroristas lo único que hace es dar alas a terroristas".

Sin nombrarlo, Fernández de la Vega aludía a las críticas del secretario general del PP, Ángel Acebes, que esta mañana ha asegurado que "ETA se convierte en el tutor de la reforma del Estatuto de Cataluña". Para Acebes, lo más significativo de la misiva de ETA es que "impone que tanto Cataluña como el País Vasco sean una nación". "No es nada nuevo, porque ETA siempre ha tutelado los procesos de ruptura con España", ha remachado. Además, ha opinado que queda demostrado "que todo forma parte de un proceso" y ha emplazado a dar explicaciones a "los dirigentes de ERC que se reunieron con ETA en Perpignan y que ahora son socios del Gobierno".

Acebes ha lamentado también que ETA "haya vuelto a poner un precio político que hay que pagar por adelantado para conseguir la tregua o el fin de la violencia: que Cataluña y el País Vasco sean naciones". Además de las quejas del Gobierno, el PSC ha pedido a Acebes que "rectifique inmediatamente" ya que considera que ha utilizado "el terrorismo de ETA y sus terrible consecuencias en beneficio de una campaña contra el Estatut, contra Cataluña y contra el Gobierno socialista". El consejero de Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, ha calificado de "repugnantes" los comentarios de Acebes y propios "de un líder de la extrema derecha".

El Gobierno vasco ve "aspectos" positivos

Por su parte, el presidente de CiU, Artur Mas, ha advertido a los dirigentes del PP de que su formación "no pactará en toda una generación" con el partido liderado por Rajoy si éste sigue "pisoteando el nombre de Cataluña". Desde ERC, su portavoz parlamentario, Joan Ridao, ha calificado de "inaceptables" y "obscenas" las opiniones de Acebes, que "demuestran que para la derecha cualquier pretexto es bueno para atacar a los partidos catalanes y el proyecto de Estatut". El portavoz de IU-ICV en el Congreso, Joan Herrera, ha alertado de que los argumentos de Acebes, superan "todos los límites de la democracia" al ser "igual de peligrosos que los de ETA", por lo que ha pedido a Josep Piqué y Mariano Rajoy que lo desautoricen.

Ante el aluvión de críticas recibidas, Acebes ha vuelto a hablar, pero no para rectificar sino para pedir al Gobierno que "en lugar de enfadarse tanto" por sus afirmaciones explique por qué han votado a favor de "este disparate", en referencia al Estatut, con un partido como ERC. Ajenos a esta polémica, el Gobierno vasco halla "aspectos positivos" en la carta de ETA, que pide la mediación internacional para lograr una solución negociada al conflicto. Según el Ejecutivo de Vitoria, este pronunciamiento "permite mantener las esperanzas" de que la banda "desea proseguir en un camino que conduzca a la paz", si bien considera que esto es "contradictorio con la persistencia de cualquier tipo de violencia".

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha reiterado que lo único que el Ejecutivo espera de ETA es "lo que tienen que hacer, anunciar que abandonan definitivamente e incondicionalmente la violencia". Opina que la carta "no aporta nada nuevo", por lo que entiende que a la banda terrorista "es mejor no comentarla, sino combatirla". Mientras, la presidenta del PP vasco, María San Gil, ha asegurado que el comunicado de ETA refleja "una clara voluntad de la banda terrorista de desvertebrar España, que enlazaba políticamente con el proyecto independentista de Ibarretxe y ahora con el Estatuto de Cataluña, para atacar la España de las autonomías".