Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero apoya la democratización de Marruecos cuando se cumplen 50 años de su independencia

España y Francia protagonizan en Rabat el primer acto del aniversario

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha prometido hoy al rey Mohamed VI el permanente apoyo de España al "afianzamiento de la democracia y de las libertades" en Marruecos, país "vecino y amigo" que hoy cumple el 50 aniversario de su independencia. En un acto celebrado en el mausoleo de Mohamed V en Rabat, Zapatero ha afirmado que Marruecos apuesta por tener una relación reforzada con la Unión Europea (UE) y que, en esa "aspiración legítima", cuenta con el total apoyo de España. Las dos antiguas metrópolis, España y Francia, han sido los invitados de honor de los festejos, a los que ha acudido la princesa Lalla Salma, y el pequeño Mulay Hasán.

En el acto, al que ha asistido el primer ministro francés, Dominique de Villepin, Zapatero se ha situado a la derecha del monarca marroquí y junto al hermano de éste, el príncipe Mulay Rachid. En las escalinatas por las que se accede al mausoleo también se han colocado, el primer ministro marroquí, Dris Jettu, y los representantes de los presidentes de Senegal y Madagascar. A la ceremonia han asistido también los miembros de la familia real y del Gobierno marroquí, representantes del cuerpo diplomático acreditado en Marruecos y autoridades civiles y militares del reino alauí. La esposa del rey, la princesa Lalla Salma, ha entrado en la explanada del mausoleo llevando en sus brazos al príncipe heredero, Mulay Hasán. Por lo general, la princesa no acude a actos oficiales.

Sorprendente ha sido la presencia en el acto del príncipe Mulay Hicham, primo del rey Mohamed VI al que le llaman el príncipe rojo por sus posiciones críticas con el régimen. El distanciamiento entre los dos primos era notorio desde hace varios años y desde luego no se le esperaba. El jefe del Gobierno español ha subrayado que el acto de hoy permitía constatar el "intenso y fructífero" recorrido de Marruecos bajo el liderazgo de Mohamed V, Hassan II y Mohamed VI, el "dinámico presente" del país y su "futuro prometedor". Zapatero ha asegurado que Marruecos está integrándose a gran ritmo en el mundo globalizado, tiene un papel cada vez más relevante en los foros internacionales y afronta los cambios con confianza aunque haya retos grandes y dificultades ciertas.

Un almuerzo oficial

Para Zapatero, "el acierto en la orientación" del Gobierno marroquí, bajo la dirección de Mohamed VI y apoyada en el deseo del pueblo de prosperar en libertad, "es la clave que permitirá superar todos los obstáculos". Sobre las relaciones bilaterales, el jefe del Ejecutivo español ha subrayado además el papel que, para la paz y seguridad de nuestros pueblos, tiene "la decidida voluntad de seguir construyendo" la alianza entre España y Marruecos. También ha recordado Zapatero que los dos países comparten una larga historia común, son puente entre civilizaciones y actores relevantes en África, el mundo árabe y Europa, y tienen relaciones intensas y privilegiadas en todos los ámbitos impulsadas por los gobiernos, las empresas y las sociedades civiles. Eso permite, a su juicio, la existencia de un diálogo fluido y de unos crecientes lazos económicos, inversiones recíprocas e intercambios culturales.

"Con España y con la UE de vuestro lado y en fructífera relación con la comunidad internacional, Marruecos está construyendo día a día un venturoso porvenir en el que España estará siempre a su lado", ha garantizado Zapatero. Además, ha transmitido a Mohamed VI "el más caluroso saludo, la mayor consideración y el gran afecto" de los Reyes de España y ha extendido ese sentimiento a todo el pueblo marroquí, al que Don Juan Carlos y Doña Sofía "sienten como pueblo hermano mucho más que como vecino y amigo". Previamente, Mohamed VI había expresado su consideración y reconocimiento a los Reyes de España, a los que calificó de "grandes amigos", al tiempo que agradeció la "simpatía y apoyo" de Zapatero hacia Marruecos.

Tras el acto, Zapatero ha asitido a la inauguración de la plaza del 16 de noviembre y al almuerzo ofrecido por el rey marroquí. En la comida, el jefe del Gobierno prevé explicar a Mohamed VI algunos detalles de la propuesta que ha planteado a la UE para luchar contra la inmigración ilegal y que aboga por aumentar las ayudas a Marruecos en su tarea de control de los inmigrantes subsaharianos que intentan entrar en Europa. La propuesta ya fue presentada en el Consejo Europeo que celebraron el mes pasado en Hampton Court, a las afueras de Londres, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco, y las medidas se concretarán en la cumbre que celebrarán el próximo mes en Bruselas. Acabado el almuerzo, Zapatero regresará a Madrid.