Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 militares españoles mueren en Afganistán al desplomarse el helicóptero en el que viajaban

Bono no descarta ninguna hipótesis, incluida la del ataque exterior .-Los cadáveres han sido trasladados a la base española en Herat

Los cadáveres de los 17 militares españoles que han muerto esta mañana en el oeste de Afganistán al estrellarse el helicóptero en el que viajaban, han sido trasladados esta noche a la base española de Cam Arena, en Herat, a unos 22 kilómetros del lugar del siniestro. El ministro de Defensa, José Bono, ha partido esta tarde hacia la zona para asistir a la repatriación de los cuerpos. Junto a él viajan expertos en identificación de cadáveres y accidentes aéreos.

La zona del siniestro ha quedado acordonada y protegida por una sección de soldados españoles, unos 30, que mantendrán la vigilancia toda la noche y a la espera de que comiencen las investigaciones.

Teléfono de asistencia
Los familiares pueden solicitar información en el 913 95 58 89

No se descarta "ninguna hipótesis"

El ministro de Defensa, José Bono, ha señalado que por el momento no se ha determinado el origen del "siniestro": no se descarta ni que se trate de un accidente ni tampoco que se debiera a un ataque externo. Por el momento sólo está confirmado que un helicóptero, de la clase Cougar, ha localizado a las 13.31 horas una columna de humo negro en un valle próximo. Al acercarse al lugar ha comprobado que se trataba de otro aparato del Ejército español que se había estrellado en un llano.

Ante el temor a que el derribo se hubiera debido a un ataque, la tripulación ha realizado un aterrizaje de emergencia en el que cinco personas han resultado heridas: un militar se encuentra en estado menos grave, tres leves y otro ha sido atendido de un ataque de ansiedad. Ambos aparatos estaban en su última jornada de la operación para la integración de este contingente en la ISAF, la fuerza de la OTAN desplegada en Afganistán. Cinco de los fallecidos pertenecían a la base aérea de El Copero (Sevilla) mientras que los otros 12 eran miembros del regimiento Isabel la Católica de Figueirido (Pontevedra).

Esta es la segunda ocasión en que un grupo de militares españoles desplegados en Afganistán se ven envueltos en un accidente de aviación: en mayo de 2003 un avión Yakolev 42 que traía de vuelta a España a un grupo de 62 militares se desplomó en Turquía causando la muerte de todos ellos.

Despliegue en Herat

Herat es la localidad en la que se encuentran desplegadas las fuerzas españolas presentes en el país. En la actualidad hay unos 850 militares españoles en Afganistán después de que el pasado día 5 saliera un nuevo contingente de refuerzo con unos 200 soldados de la Brigada Ligera Aerotransportable.

El objetivo de los militares españoles es garantizar la seguridad en las elecciones parlamentarias afganas, previstas para el próximo 18 de septiembre, dentro de la segunda fase de expansión de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), desplegada bajo mandato de la ONU y en la que participan unos 10.000 soldados de 37 países.

El área de responsabilidad de España abarca 145.740 kilómetros y presta apoyo logístico sanitario y de seguridad a los equipos de EE UU, desplegados en Farah; de Italia, en Herat ciudad; de Lituania, en Changcharan (Ghor), y de España, en Qala-i-Naw.