Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS FORESTALES

Dos muertos en las labores de extinción de sendos fuegos en Ávila y Ourense

El piloto fallecido ha sido identificado como Antonio Díaz Díaz, mientras que la otra víctima mortal es Javier Tirado Rodríguez

Un joven ha fallecido esta tarde cuando trabajaba en la extinción de un incendio declarado al mediodía cerca de la localidad abulense de Casavieja, al sur de la provincia, que ya ha arrasado unas 500 hectáreas. Además, el piloto de una avioneta, que sobrevolaba un fuego en Medeiros (Ourense), ha fallecido al estrellarse el aparato. Estas dos muertes elevan a 14 el número de vidas devoradas por las llamas en España en lo que va de verano, junto con los 11 miembros de un retén fallecidos el pasado 17 julio en Riba de Saelices (Guadalajara) y otro piloto muerto en Beariz (Ourense) el 7 de junio cuando regresaba de la extinción de un incendio en Poio (Pontevedra).

Fuentes de la Guardia Civil han señalado que el piloto muerto es Antonio Díaz Díaz, de unos 50 años y residente en Lancara, que ejercía en la base de extinción que la Xunta de Galicia tiene en Sober (Lugo). Testigos presenciales han informado de que el piloto de una avioneta que trabajaba en las labores de extinción de un incendio en Medeiros, en la provincia de Ourense, ha perdido la vida al estrellarse el aparato cuando sobrevolaba la zona. Uno de los agentes forestales que se encontraba cerca del lugar del accidente ha indicado que vio como la avioneta, que volaba bajo, perdía el control y se estrellaba. Según el testigo, la avioneta ha efectuado una maniobra "muy arriesgada" ya que ha sobrevolado las llamas a muy poca altura.

Una maniobra "muy arriesgada"

"Sentí el golpe del ala contra una rama de castaño", ha explicado este agente, para precisar que, después del impacto, "la avioneta siguió dando volteretas unos 200 metros". "La suerte fue que no explotó, porque si no, podían haber muerto más personas", ha añadido. La avioneta ha caído hacia las 16.30 en los alrededores de Medeiros, una parroquia del Concello de Monterrei. Un juez ha acudido al lugar para proceder al levantamiento del cadáver, según ha explicado el alcalde de la localidad, José Luis Suárez Conde. Suárez Conde ha precisado que se trata de una avioneta de carga de agua en tierra que acababa de llenar los depósitos de agua y de repostar combustible poco antes de estrellarse. El alcalde ha recordado que hace dos meses ya murió otro piloto, José Manuel Maroto Borrero, de 42 años, cuando participaba en las labores de extinción de un incendio en la localidad pontevedresa de Poio.

Por otro lado, dos mujeres han resultado heridas horas después en otro incendio de los 12 que siguen activos en Ourense, tras recibir la descarga de una avioneta que se disponía a extinguir un incendio en una finca de la localidad de Sandiás. Se trata de Anunciación Montero Carballo, de 26 años, que ha sido hospitalizada con contusiones y traumatismo craneoencefálico de pronóstico grave, y de Dolores Enríquez Losada, de 74, que sólo sufrió un traumatismo leve en una rodilla.

Otra víctima mortal en Casavieja

Por otro lado, un joven miembro de un retén ha fallecido cuando trabajaba en las labores de extinción de otro incendio, declarado al mediodía en las inmediaciones de la localidad abulense de Casavieja, al sur de la provincia, y que ya ha arrasado unas 500 hectáreas de zona arbolada, fundamentalmente de pinar. Así lo han confirmado fuentes municipales y de la Junta de Castilla y León, quienes han explicado que el joven, Javier Tirado Rodríguez, era natural de la localidad sevillana de Villaverde del Río y miembro de la cuadrilla helitransportada de la base de La Iglesuela (Toledo).

Tirado Rodríguez ha perdido la vida al ser golpeado por unas rocas que se han desprendido de una ladera. El juez de paz la localidad abulense, de unos 1.600 habitantes, Pablo Muñoz, ha precisado que el joven ha sido golpeado por las rocas en la cabeza y en el costado izquierdo de su cuerpo, aunque no ha perdido la vida en el acto. Según testigos presenciales, el joven ha sido trasladado a la localidad de Casavieja aún con vida, aunque posteriormente ha fallecido, a pesar de los intentos por reanimarle de los médicos del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León. El cuerpo de Javier Tirado se encuentra en el tanatorio de la localidad abulense, aunque el juez de paz ha adelantado que será llevado en breve a un tanatorio de la capital para que le sea practicada la autopsia.

El incendio se declaró en torno a las 14.00 horas y en la zona trabajan medios aéreos y terrestres para sofocar unas llamas que pueden afectar próximamente a la localidad cercana de Mijares, por lo que la Administración autonómica ha decretado el nivel 2 de alerta (sobre 3) del INFOCAL. En concreto, se han desplazado hasta el lugar del incendio seis helicópteros, tres hidroaviones, 20 autobombas, 16 cuadrillas de tierra, cuatro bulldozer, seis cuadrillas helitransportadas, dos técnicos y tres agentes medioambientales.

Sigue sin control el incendio de León

Un contingente compuesto por 200 hombres, apoyado por tres hidroaviones y cinco helicópteros, continúa trabajando para sofocar el fuego que se originó el miércoles en Pombriego, en el municipio leonés de Benuza. El incendio se encuentra cerca del paraje de Las Médulas, minas de oro romanas declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Las llamas han arrasado ya más de 2.200 hectáreas de monte bajo, robles y castaños, según ha confirmado este mediodía el consejero de Medio Ambiente, Carlos Fernández, que ha añadido que puede tratarse de un incendio provocado.

Más información