EL INCENDIO FORESTAL MÁS TRÁGICO EN 20 AÑOS

Zapatero anuncia nuevas ayudas en la zona afectada por el incendio

El presidente del Gobierno visita por sorpresa los lugares castigados por el fuego en Guadalajara tras su regreso de China

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha visitado por sorpresa esta mañana, tras su regreso de China, la zona afectada por el incendio forestal de la pasada semana en la provincia de Guadalajara, en el que murieron 11 personas, y ha anunciado nuevas ayudas para los municipios afectados por el fuego.

Aunque en principio el presidente del Gobierno ha asegurado que la zona se declararía "zona catastrófica", fuentes de Presidencia han precisado luego que en realidad se refería a determinadas ayudas e incentivos para las zonas afectadas que se aprobarían por decreto ley. Desde 1998 el Gobierno no ha hecho ninguna declaración de zona catastrófica.

Más información
Testigos de la tragedia

Zapatero, que ha llegado a España a las seis de esta mañana después de su viaje oficial a China, se ha trasladado primero al Palacio de la Moncloa, desde donde ha viajado en helicóptero a la zona de la Cueva de los Casares, en cuyas inmediaciones se originó el incendio que arrasó 13.000 hectáreas. Sobre el terreno y con la ayuda de un mapa, el presidente del Gobierno ha atendido las explicaciones de los técnicos de extinción de la Junta de Castilla-La Mancha, quienes le han explicado donde se originó el fuego el día 16, como se propagó, como se desarrollaron las tareas para combatir las llamas y como éstas sorprendieron al retén que pereció.

Tras sobrevolar en un helicóptero Súper Puma del Ejército del Aire la zona, el jefe del Ejecutivo ha realizado una amplia visita a los lugares castigados por el fuego y ha explicado que el próximo martes de reunirá con los alcaldes de los municipios afectados y responsables de la Diputación Provincial y de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha para abordar el plan de ayudas para la recuperación e incentivación económica de la zona y paliar los efectos tanto sociales como medioambientales del incendio.

Una visita "cobarde" para el PP

El jefe del Ejecutivo, que ha estado acompañado por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, se ha comprometido a hacer los esfuerzos que sean necesarios para incrementar los medios para combatir los incendios, tras entrevistarse con integrantes de los retenes. Los miembros de los retenes le han hablado de la falta de medios y de la necesidad de "profesionalizar" este trabajo para que se convierta en un medio de vida durante todo el año.

La visita del presidente del Gobierno ha sorprendido a los vecinos de la zona y a la mayoría de los alcaldes, pues sólo dos de ellos han estado con Rodríguez Zapatero, los de Riba de Saelices, José Luis Samper, y Ablanque, José Miguel del Castillo, ambos del PSOE, partido que gobierna la gran mayoría de los municipios afectados por la tragedia. Con el alcalde de Ablanque, el presidente ha intercambiado un abrazo de condolencia, momento en el que el regidor no ha podido contener las lágrimas. Los vecinos, tras enterarse sobre la marcha de que el presidente del Gobierno estaba en el lugar del incendio, le han pedido que se actúe cuanto antes para repoblar los pinares y dar ayudas para evitar la muerte de una comarca "olvidada y deprimida".

Mientras tanto, el secretario general del PP, Ángel Acebes, ha dicho hoy que Zapatero "ha tratado desde el mayor de los desprecios" a los ciudadanos que "sufrían" por el incendio de Guadalajara y que el Gobierno "ha actuado tarde y mal", por lo que ha pedido que comparezca en el Congreso para dar una explicación. En una entrevista con Efe, Acebes ha afirmado que "ha habido mucha ineficacia y mucha irresponsabilidad" para apagar el incendio y ha destacado que "la primera obligación del Gobierno es contarle a los españoles la verdad de lo que ha fallado" mediante la comparecencia del jefe del Ejecutivo en el Congreso. Por su parte, el diputado del PP por Guadalajara, José Ignacio Echániz, ha calificado la visita de "clandestina y cobarde".

El alcalde de Abranque, Jose Miguel del Castillo, abraza a Zapatero durante su visita a la zona del incendio.
El alcalde de Abranque, Jose Miguel del Castillo, abraza a Zapatero durante su visita a la zona del incendio.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS