Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL EMBARAZO DE DOÑA LETIZIA

El príncipe Felipe asegura que no hay ninguna "urgencia" para reformar la Constitución

"No podemos ocultar la felicidad que sentimos", señala la pareja, que espera para noviembre su primer hijo

Madrid / Palma de Mallorca

Los Príncipes de Asturias han iniciado hoy una visita oficial de cinco días a Baleares tras el anuncio ayer del nacimiento de su primer hijo para noviembre. En su primer acto oficial, don Felipe ha subrayado: "La princesa y yo no podemos ocultar la felicidad que sentimos ante el futuro nacimiento de nuestro hijo. Se colman así nuestros deseos de formar una familia". En un encuentro posterior con periodistas, doña Letizia ha comentado que tiene "las molestias lógicas" del embarazo y, don Felipe, que no le preocupa el sexo de su primogénito, porque "le vamos a querer igual sea niño o niña", informa Mabel Galaz. En este sentido, el heredero de la Corona ha afirmado "no hay urgencia" para la reforma constitucional que regula la sucesión al trono, ya que "hay otra generación por medio" y "hay tiempo".

"Quisiéramos hacerles partícipes de nuestra ilusión y nuestra satisfacción, pues se refuerza así la estabilidad y continuidad institucional para el mejor servicio de la Corona de España", ha indicado el príncipe de Asturias en el primer acto oficial de su visita a Baleares, que ha tenido lugar en el Consolat de la Mar, sede de la Presidencia del Gobierno balear. La visita de los príncipes de Asturias a Baleares comienza 24 horas después de que la Casa del Rey anunciara ayer que don Felipe y doña Letizia esperan para noviembre el nacimiento de su primer hijo.

El príncipe se ha mostrado especialmente emocionado por recorrer oficialmente y como heredero de la Corona unas tierras que conoce muy bien desde que era niño, pues la familia real disfruta desde hace más de 25 años de su descanso estival en Palma de Mallorca. Don Felipe ha asegurado que "aspira", junto a doña Letizia, a "disfrutar" en "años venideros" de la "hospitalidad" que viene "disfrutando durante el periodo estival", de la "belleza específica de cada una de las islas, de la riqueza de su patrimonio cultural y de su lengua, así como de su indudable valor medioambiental".

"Le vamos a querer igual"

"Un símbolo de paz, luz y alegría que cada día cautiva a más gente del mundo entero; somos conscientes de lo mucho que debemos a estas islas", ha subrayado. El heredero del trono, bajo la atenta mirada de la princesa de Asturias, ha afirmado que le "llena de alegría" que Baleares sea el primer destino de la primera visita oficial de su matrimonio, en lo que va a ser una "vida de trabajo al servicio de los españoles". En declaraciones a la prensa antes de un almuerzo ofrecido por el Gobierno de Baleares con autoridades, empresarios y representantes sindicales, doña Letizia ha manifestado que se encuentra "muy bien" e "ilusionada", que siente "las molestias normales de cualquier mujer embarazada" y que, de momento, mantendrá su apretada agenda. El príncipe ha apostillado que es el médico que vigila su estado el que manda. Ambos han sentenciado que lo que diga el médico "va a misa".

Doña Letizia ha contado a los periodistas que ha recibido un jersey con faldón del Ayuntamiento de Palma y unos patucos blancos y otros beige, que dos señoras le han entregado en plena calle. En este sentido, Don Felipe ha agradecido todas las muestras de cariño que le "ha transmitido todo el mundo, desde las autoridades, hasta los medios de comunicación y toda la gente en la calle", a lo que ha añadido que la presencia de medios de comunicación "se ha multiplicado, desde que la Casa Real anunciara ayer el embarazo de la Princesa". Preguntados por sus preferencias acerca del sexo de su primer hijo, don Felipe ha contestado que le da lo mismo: "Le vamos a querer igual sea niño o niña". Consciente de que el sexo del niño determina en la actualidad sus opciones de reinar, el Príncipe ha manifestado que "no hay urgencia" para la reforma constitucional que regula la sucesión del trono, ya que, según ha recordado, "hay otra generación por medio y hay tiempo" para futuras modificaciones constitucionales.

Aunque ya se apuntan los nombres de Pelayo o Covadonga, el heredero de la Corona ha avanzado que el nombre lo pensarán "En su momento, todo en su momento. Primero tiene que nacer". Los informadores han recordado además al heredero del trono si mantiene su afirmación de que le gustaría tener "por encima de dos y por debajo de cinco" niños. "Ya veremos", ha dicho el príncipe riéndose. Tras el almuerzo, doña Letizia y don Felipe tienen previsto visitar esta tarde la sede del Consell de Mallorca para recibir el homenaje de esta institución y posteriormente celebrarán una cena con representantes del sector turístico balear en la Escuela de Hostelería.

Al Rey también le da lo mismo

El Rey Juan Carlos ha afirmado hoy entre sonrisas, sobre la noticia del embarazo de la princesa Letizia, que "ya era hora", al tiempo que ha recordado que "el heredero es el padre" y que por lo tanto "da lo mismo" que "sea niño o niña". Estas declaraciones se han producido durante un breve encuentro del Rey con los numerosos periodistas que cubrían la visita que ha hecho hoy a la fábrica de Martorelles de la firma de motocicletas Derbi.

La Reina Sofía ha mostrado también su satisfacción por el embarazo y ha asegurado no tener preferencias sobre el sexo de su nieto. "Nos da igual que sea niño o niña, lo importante es que esté sano y que venga bien", ha apuntado.

Más información