Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre detenido ayer en Barcelona llevaba 13 años almacenando explosivos en su vivienda

Antonio D.M. guardaba 755 kilos de Goma-2 sustraídos de la empresa de voladuras de la que era dueño

Antonio Delgado Méndez, el hombre de 50 años detenido ayer por la Guardia Civil en la localidad barcelonesa de Gurb, fue acumulando los 755 kilos de explosivos que almacenaba en el garaje de su casa durante los últimos 13 años. Artificiero civil de profesión, sustrajo durante ese tiempo cantidades sobrantes de la pequeña empresa de la que era dueño y que se dedicaba a realizar voladuras para obras de la construcción, ha informado el Ministerio del Interior.

Además de los explosivos -Goma-2 ECO en 3.020 cartuchos de 26 por 200 milímetros-, el arrestado disponía de 5.312 detonadores, 500 metros de mecha lenta, 8 rollos de línea de timbre de conexión, 15 sacos con 750 kilogramos de nitrato amónico granulado, así como 75 litros de gasoil. El departamento que dirige José Antonio Alonso ha explicado que esta detención es fruto de la operación puesta en marcha en septiembre pasado para reforzar el control de las explotaciones, industrias y empresas que utilizan explosivos, a raíz del robo en minas asturianas de la dinamita usada en los atentados del 11-M. En todo caso, Interior descarta que el detenido, que poseía todos los permisos en regla para obtener y manipular explosivos y detonadores, "tenga relación con actividades terroristas de ningún tipo". No obstante, la Guardia Civil investiga ahora qué uso daba a los explosivos y si habría comercializado ilegalmente con ellos, según fuentes de la investigación. Además, Interior ha anunciado la apertura de un expediente disciplinario sancionador al detenido y la retirada de la licencia de explosivos.

Los agentes de la Guardia Civil detuvieron a Delgado Menéndez tras recibir información sobre una persona que podía estar haciendo acopio de material explosivo. En el momento del arresto, el hombre transportaba 33 cartuchos de Goma-2 ECO en una bolsa oculta en el interior de su coche. Posteriormente, se llevó a cabo un registro en su domicilio, donde se localizó todo el material incautado, que fue trasladado al polvorín de El Bruc, en Barcelona. La Guardia Civil ha informado de que la Goma-2 estaba en mal estado.

El detenido ha sido conducido a la Comisaría de la Guardia Civil en Sant Andreu de la Barca, donde presta declaración, y está previsto que mañana pase a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Vic por un delito de tenencia ilícita de explosivos.

Una casa siempre cerrada

Los vecinos de la localidad de Gurb han mostrado hoy su asombro al descubrir que vivían al lado de un auténtico polvorín. Algunos de ellos han comentado que imaginaban que el arrestado podía guardar "uno o dos cartuchos de dinamita", debido a su trabajo como artificiero, que no ocultaba, aunque nunca pensaron que guardara tantos kilos de material explosivo.

El alcalde de la población, Joan Roca, ha explicado que el vecindario ha recibido la noticia "con sorpresa ante todo", ya que el detenido, "conocido en el pueblo por su actividad", donde residía desde hace años, podría haber provocado "una gran catástrofe". Uno de sus vecinos, Antonio Romero, ha mostrado su "extrañeza" ante el arresto y ha coincidido con el regidor en destacar que si todo el material hubiera explotado "podría haber volado toda la isla" de casas de la zona, y ha recordado que frente a la vivienda del detenido hay una escuela de educación infantil.

"Podía imaginar que tenía un cartucho o dos, pero para ser un particular estas cantidades son palabras mayores", ha manifestado Romero, quien ha explicado que el detenido era una persona "normal", no era conflictiva ni molestaba, aunque sí era algo reservado en su relación con el vecindario. "La casa siempre se veía cerrada, incluso en verano", según han comentado algunas personas que lo conocían, que han señalado que el detenido no se relacionaba "mucho" con el resto del vecindario, a pesar de que en la zona son pocos vecinos y todos mantienen una "relación cordial".