Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El senador del PP que acusó a Peces-Barba de amparar a los terroristas le pide perdón

Los socialistas dan por buena la disculpa

El senador del PP Ignacio Cosidó ha pedido hoy disculpas en la Cámara Alta a Gregorio Peces-Barba, Alto Comisionado de Apoyo a las víctimas del terrorismo, por los acusaciones que la pasada semana vertió contra su persona. Cosidó calificó a Peces-Barba de "alto comisionado de amparo de los verdugos terroristas" durante una sesión de control. Hoy, en respuesta a un requerimiento del portavoz del Grupo Socialista, Joan Lerma, ha pedido que se retire del acta dicha acusación "personal", aunque ha mantenido sus críticas al papel político de la institución que preside Peces-Barba.

La rectificación ha venido al inicio de la sesión de hoy, cuando Lerma ha pedido la palabra para pedirle a Cosidó que retirase las "palabras ofensivas" contra Peces-Barba durante una pregunta que este senador dirigió al ministro de Interior, José Antonio Alonso. En respuesta, Cosidó ha explicado que lo que pretendía era realizar una crítica política a la gestión del Alto Comisionado, y que en ningún caso fue su intención entrar en la "descalificación personal", por lo que ha retirado del acta "cuanto de crítica personal pudo haber en mi intervención".

Una rectificación clara

En declaraciones posteriores, Lerma se ha dado por satisfecho con esta decisión del senador. "Creo que su respuesta ha sido clara, no compartimos sus argumentaciones, pero las palabras ofensivas las ha retirado y a nosotros nos parece positivo para su partido y para la Cámara", ha recalcado. Por su parte, el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, ha calificado de "lección de responsabilidad e incluso de humildad política" las palabras de disculpas de Cosidó, "algo que en política es excepcional".

Peces-Barba reaccionó la pasada semana a esas acusaciones -"el insulto más grave que se ha dicho en sede parlamentaria en los 26 años de democracia", dijo- denunciando que era objeto de una campaña de descrédito por parte de un partido político, sin nombrar expresamente al PP, y determinadas organizaciones, a los que advirtió que serán responsables de lo que les pueda ocurrir a él y a su familia.