Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE SOBRE LA REFORMA DEL ESTATUTO VASCO

El Gobierno y los partidos contestan al comunicado de ETA exigiendo que abandone las armas

Sevilla: "Sólo esperamos que ETA diga dónde y cuándo deja las armas".- La organización terrorista avala la propuesta de Batasuna pero no declara el fin de la violencia

El Gobierno ha pedido hoy "cautela" tras el comunicado emitido anoche por ETA en el que la organización terrorista avala la propuesta de Anoeta, en la que Batasuna se comprometió a utilizar "vías exclusivamente políticas y democráticas". Tanto el Ejecutivo como los partidos han exigido a ETA que abandone definitivamente las armas, un aspecto fundamental al que no se refiere en el comunicado, remitido a varios diarios vascos. "Sólo esperamos que ETA diga dónde y cuándo deja las armas", ha afirmado Sevilla.

En un comunicado de dos folios en euskera remitido a varios medios vascos, ETA asegura que está dispuesta a entrar de lleno en la propuesta de Anoeta, que presentó Batasuna en noviembre y en la que se comprometió a utilizar "vías exclusivamente políticas y democráticas y a dirimir diferencias en el proceso de manera pacífica". En el texto, la banda, que en ningún momento hace mención al abandono de las armas, señala su "absoluta disposición y voluntad de implicarse en un proceso de esas características". ETA afirma ver con "buenos ojos" la propuesta de Batasuna de conseguir la paz mediante dos mesas de negociación simultáneas, una entre los partidos vascos para discutir las cuestiones políticas y la otra entre el Gobierno y ETA para la "desmilitarización del conflicto".

Para ETA, la propuesta de Anoeta "es la aportación política más sólida que se ha presentado cara a superar el enfrentamiento entre Euskal Herria y los estados (español y francés)" desde anteriores iniciativas de la izquierda abertzale como Alternativa KAS y Alternativa Democrática. Según ETA, "es tiempo de tomar la palabra" porque "la decisión sobre el futuro le corresponde a cada ciudadano, sin ninguna presión ni límite". ETA sostiene que la "superación del conflicto" vendrá del diálogo, la negociación y el acuerdo, que debe "garantizar el respeto de los derechos básicos de Euskal Herria y garantizar una situación en la que sean posibles todas las opciones". En el mismo texto, ETA asume la autoría de 23 atentados sin víctimas realizados desde el 15 de septiembre al 22 de diciembre y niega su implicación en los falsos avisos de bomba en el Santiago Bernabéu y en la sede central del PP.

Bono: "puede ser una carta trampa"

En nombre del Ejecutivo, se ha pronunciado sobre la carta de ETA el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que ha afirmado esta mañana que el Gobierno "sólo" espera "una carta" de la banda armada, en "la que nos diga dónde y cuándo entrega las armas y abandona el terrorismo". Sevilla ha clausurado en el auditorio del Kursaal de San Sebastián la V Convención Municipal del PSOE que ayer inauguró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En su intervención, en la que ha criticado la proliferación de cartas abiertas como la dirigida el pasado viernes por el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, a Zapatero, ha subrayado, entre los aplausos de los asistentes: "Sólo esperamos esa carta".

Por su parte, la ministra Agricultura, Elena Espinosa, ha afirmado que el "primer mensaje de este Gobierno a todos los españoles es que pide tranquilidad". En este mismo sentido ha hablado el ministro de Defensa, José Bono, que ha pedido a los españoles una "extraordinaria prudencia" tras conocerse el comunicado y ha advertido sobre la posibilidad de que se trate de una "carta trampa". En declaraciones a la Cadena SER, Bono ha afirmado que "ya hubo una tregua cuando se acercaron las elecciones vascas y ya sabemos cómo acabó", al tiempo qye ha advertido de que "las palabras de los terroristas no pueden encandilarnos, aunque a veces estamos tan hartos de muerte y de asesinatos que podemos concebir esperanzas".

Además, el ministro ha inicidio en la necesidad de que ETA abandone las armas: "Yo creo que para poder hablar seria y sinceramente con alguien lo primero que hay que exigirle es que no venga con la pistola en la mano". Para Bono, "nadie sensato puede hablar con quien tiene la pistola en la mano". Tras conocerse el comunicado de ETA, las reacciones de los grupos políticos no se han hecho esperar. El PSE sigue exigiendo que ETA renuncie a las armas, mientras el PP afirma que el comunicado no revela ningún cambio de posición en los terroristas. Sin embargo, para el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, el comunicado significa que se está configurando un nuevo escenario político en el País Vasco, aunque ha estimado que el Gobierno no debe dar ningún paso hasta que Batasuna se desmarque de la violencia y ETA declare una tregua definitiva.