Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía investiga si el acto que Batasuna celebró ayer en San Sebastián fue ilegal

El presidente del Tribunal Supremo dice que la coalición no puede tener vida pública por estar condenada

La Fiscalía de Guipúzcoa, en coordinación con la Fiscalía General del Estado, ha abierto diligencias informativas para averiguar si el acto público celebrado ayer por Batasuna en San Sebastián, en el que se profirieron gritos de apoyo a ETA, atenta contra la legalidad. Esta decisión se produce después de que el presidente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, mostrara sus dudas sobre la legalidad del acto ya que, explica, la ilegalización de un partido implica que no puede tener actividad pública.

El ministerio público de Guipúzcoa ha adoptado esta decisión de acuerdo con la Fiscalía General del Estado para determinar si en ese acto se produjeron gritos de apoyo a ETA y se enalteció el terrorismo. Durante el acto, en el que la formación aberzale apostó por la vía democrática para la solución del conflicto vasco, pero en el que no se condenó la violencia terrorista, los asistentes profirieron gritos en favor de ETA, como "ETA, herria zurekin" (ETA, el pueblo contigo) y se mostraron fotos de miembros de la organización terrorista fallecidos, con la leyenda "Gracias a vosotros estamos donde estamos, muchas gracias a todos".

El fiscal jefe de San Sebastián, Jaime Goyena, ha explicado que ha tomado la decisión después de conversar hoy con el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en la que decidieron que fuera la Fiscalía donostiarra la que "inicie el procedimiento", aunque finalmente pueda tratarse de "un asunto de terrorismo" que acabe en la Audiencia Nacional.

Conde-Pumpido se ha referido también al acto de Batasuna y ha confirmado que la fiscalía guipuzcoana ha abierto una investigación, aunque ha explicado que sólo sabe que, "en principio, se ha celebrado ese acto al amparo del derecho reconocido constitucionalmente de libertad de reunión y ha sido de contenido político, y no expresamente vinculado a una actividad electoral, que es lo que tiene prohibido Batasuna". "El problema está si nos encontramos ante una actuación específica de una organización, que en este momento no es legal, o si se trata de una manifestación de carácter político, de personas individuales, que representan una línea política existente en el País Vasco". En todo caso, ha explicado que las diligencias abiertas aclararán si pudiera existir algún hecho delictivo.

La opinión de Hernando

La opinión del presidente del Supremo, Francisco José Hernando, es un tanto distinta, según ha explicado hoy. Hernando sostiene que la resolución del Supremo que situaba al margen de la ley a Batasuna, Herri Batasuna y Euskal Herritarrok conlleva que "no pueden tener actividad pública como tales partidos, están disueltos, y la disolución es la muerte civil de las agrupaciones políticas". Sin embargo, el Supremo no puede actuar motu proprio sino que ha de esperar una hipotética iniciativa de la Fiscalía. En este sentido, Hernando no ha llegado a pedir que el Ministerio público actúe, pero sí ha recordado que la Ley de Partidos encarga el control a la Fiscalía General del Estado y al Parlamento.

Sobre este tema, Conde-Pumpido, ha dicho que la fiscalía rechazará que Batasuna concurra a las próximas elecciones autonómicas vascas en el caso de que "no condene la violencia, no se aparte completamente de ella y continúe siendo, como lo es hasta ahora, un apoyo para la violencia".