Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Galicia reelige a Fraga como presidente y acoge a los rebeldes en la dirección

Rajoy advierte a los posibles rebeldes diciendo que "nadie tiene derecho de veto" en el partido

El PP gallego ha reelegido a Manuel Fraga como presidente regional del partido con el 95,38% de los votos. Fraga ha incluido en la nueva Ejecutiva a Xosé Cuiña y Xosé Luis Baltar, los líderes de los rebeldes de Ourense que abrieron una seria crisis en el partido, con lo que el sector rebelde se refuerza en el partido. Mariano Rajoy, que ha clausurado el congreso, ha advertido contra nuevas crisis diciendo que la lista que se presente a las elecciones gallegas será "de Fraga y del PP, porque nadie tiene la propiedad privada ni el derecho de veto para hacer listas electorales".

Como estaba previsto después de que Faraga resolviera la crisis de los rebeldes orensanos, el veterano presidente de la Xunta ha sido reelegido líder del Partido Popular de Galicia con el 95,38% de los votos, con 1.220 votos sobre un total de 1.279 emitidos. Los compromisarios asistentes al cónclave han respaldado la candidatura de Fraga, la única presentada para encabezar el PP gallego y que ha contado con un total de 858 avales.

Fraga ha conseguido el respaldo a una única lista después de conformar una Ejecutiva Regional en la que se ha ampliado a cuatro el número de vicesecretarías, una por cada provincia, para dar cabida a Baltar, líder de los populares orensanos. Xesús Palmou, a pesar de las presiones del sector crítico de Baltar, que le considera un hombre impuesto desde Madrid. También tiene su sitio en el Comité Ejecutivo Xosé Cuiña, aliado de Baltar en la revuelta de los populares de Ourense. Ambos han conseguido reforzar su presencia en la Ejecutiva tras la amenaza de escisión que sumió al partido en una crisis hace algunas semanas.

Pese a que Fraga ha logrado con su elección una relativa paz, en su discurso ha tenido que instar a sus dirigentes que a "no discutir" sobre los "reglamentos", como ocurrió en la primera jornada del Congreso cuando Palmou defendió que la elección del candidato a presidir la Xunta es competencia del Comité Electoral del PP, mientras que Baltar y el diputado Xosé Cuiña demandaron que se vote en un congreso extraordinario.

Ni propiedad privada ni vetos

Sin embargo, el presidente del PP, Mariano Rajoy, encargado de cerrar el cónclave, ha calificado de "brillante" el equipo elegido por Fraga para dirigir el partido en Galicia y ha instado a los militantes a ponerse a trabajar para preparar "un buen programa" para las elecciones autonómicas de 2005 y a elaborar unas buenas candidaturas. No obstante, ha lanzado una advertencia en cuanto a las listas que se elaboren, precisando que serán "las listas de Fraga y del PP, porque aquí nadie tiene la propiedad privada ni el derecho de veto para hacer listas electorales", listas, ha insistido, que "representen los intereses de las personas y del PP y no otros". La advertencia ha sido recibida con una gran salva de aplausos, aunque Baltar ha dicho después no sentirse aludido cuando Rajoy ha hablado de vetos.

"Queremos un partido unido", ha dicho, "con un proyecto político sin más objetivo que mejorar el bienestar de las personas, liderado por Fraga, con personas honradas y no arrogantes y que defienda los intereses generales". Con estas palabras, ha insistido en el liderazgo de Fraga y ha advertido contra posibles intereses personales. Además, ha dicho que conoce sus responsabilidades como presidente nacional y que, como las sabe, las va a ejercer. En su discurso, ha reconocido que el partido ha pasado "momentos difíciles" y siempre los ha superado, destacando que "Fraga ha sido, es y será un gran presidente de la Xunta, y no hay que dar más argumentos porque tampoco somos tantos y nos conocemos todos".

En cuanto al posible relevo de Fraga, ha asegurado que el veterano presidente tiene "la misma ilusión, o más, las mismas ganas, o más, la misma determinación y el mismo coraje, o más" y ha confiado en que "todos le vamos a ayudar, como siempre, a ganar las próximas elecciones". Fraga también se ha referido a esta cuestión cuando ha asegurado que él respondería personalmente de que su sucesión se lleve a cabo por "consenso" y "democráticamente".

Dos listas en Extremadura

Carlos Floriano ha sido elegido presidente del Partido Popular en Extremadura con el respaldo del 71,74% de los votos de los compromisarios asistentes al IX Congreso Regional. La candidatura alternativa, liderada por el ex delegado del Gobierno Oscar Baselga, ha obtenido el 27,13% de los apoyos. Floriano ha sumado 320 de los 446 votos válidos emitidos —cinco fueron blancos, y otros tantos nulos—, frente a los 121 de Baselga.

Más información