Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vallespín asegura que la encuesta del 13-J fue hecha por los mismos técnicos que tenía el PP

El presidente del CIS pide que se emancipe a esta institución "de la sospecha y la desconfianza permanente"

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Fernando Vallespín, ha asegurado hoy, durante su comparecencia ante la Comisión Constitucional del Congreso, que actuó con "honestidad" en relación a la encuesta previa a las elecciones europeas, que pronosticó una participación de 30 puntos más de la que finalmente hubo el 13-J.

En respuesta al portavoz del PP, que le ha acusado de rozar "el ridículo", Vallespín ha señalado que el sondeo fue realizado por los mismos técnicos que tenía el PP en su etapa de Gobierno, aunque no les ha atribuido la responsabilidad del error, que ha achacado al "cambio de temperatura política" que hubo en el país desde que se hizo el estudio hasta que tuvieron lugar los comicios.

En todo caso, también ha recordado que la normativa impide realizar sondeos en la última semana antes de las elecciones por lo que, de no haber existido esta prohibición, se podía haber corregido el desfase registrado en el índice de participación. Estos argumentos no han convencido al diputado del PP Jorge Fernández Díaz, quien ha destacado que "todo el mundo sabía" que la participación iba a ser muy baja, aunque no ha querido atribuir el dato del CIS a malicia sino a la "ignorancia".

"Un mínimo de autonomía científica"

Respecto a la inclusión de preguntas sobre la Monarquía en el sondeo de mayo sobre inmigración, que el PP ha considerado "inadecuada", ha pedido que no se le busquen "tres pies al gato" porque su obligación es mantener la serie al respecto que se viene realizando desde hace 20 años. "No podemos autocensurarnos ni plegarnos a las pautas de lo políticamente correcto. El Instituto no podría sobrevivir si no se le respeta un mínimo de autonomía científica", ha subrayado.

En este sentido, el presidente del CIS ha considerado que ha llegado el momento de "emancipar a esta institución de la sospecha y la desconfianza permanente", por lo que ha animado a los grupos a alcanzar el más amplio consenso en torno a la reforma del centro anunciada por el Gobierno.

Por parte del PSOE, José Andrés Torres Mora, ha defendido el prestigio del CIS y ha apostado por una mayor transparencia y accesibilidad a sus datos, mientras que ha reclamado a los críticos con su predicción de participación en las elecciones europeas que aporten un modelo teórico diferente si es que cuentan con él. Jordi Xuclá, de CiU, ha considerado positivo pero insuficiente que el Gobierno proponga la elección parlamentaria del presidente del CIS, por lo que ha pedido que este organismo pase a depender de las Cortes Generales y no del Ministerio de la Presidencia.