Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M

Detenidos dos mineros en Asturias por facilitar explosivos a los terroristas del 11-M

La Guardia Civil detuvo el pasado miércoles a otras seis personas por su implicación en la venta de 200 kilos de dinamita a los autores de la matanza de Madrid

Dos picadores de la Mina La Collada, en Tineo (Asturias), han sido detenidos a las 19.30 horas por la Guardia Civil por su supuesta implicación en el suministro de los explosivos utilizados en los atentados del 11-M. Según han informado a este periódico fuentes de la Guardia Civil, los detenidos han sido identificados como Raúl González Peláez, vecino de Piedralonga (Tineo), y Gonzalo López González, domiciliado en Mañores, localidad del mismo concejo del suroccidente de Asturias.

Los dos detenidos trabajaban como picadores de la mina La Collada y de otras explotaciones anexas de la empresa Caolines de Merilés. Los domicilios de ambos han sido registrados esta tarde por agentes del instituto armado en busca de pruebas de su supuesta implicación en el robo de los explosivos suministrados a los terroristas, según las mismas fuentes, que no descartan nuevas detenciones en Asturias. Raúl González y Gonzalo López han sido trasladados inicialmente al acuartelamiento de Tineo, y posteriormente a la Dirección General de la Guardia Civil.

Estas nuevas detenciones se han producido en el marco de las investigaciones de la Guardia Civil en Asturias para determinar el origen de los explosivos empleados en los atentados del 11-M, dirigidas por el magistrado del Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo. El pasado miércoles ya fueron detenidas en Asturias seis personas acusadas de participar en el robo de los 200 kilos de dinamita Goma 2 ECO que se utilizaron en la masacre, así como del tráfico de drogas con el que se financió el atentado.

Todos los detenidos están estrechamente vinculados al ex minero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, que fue quien cerró la transacción con el comando. Entre ellos se encuentran su esposa, Carmen Toro Castro, y su cuñado, Antonio Toro, así como el vigilante del polvorín de la mina Conchita, de donde procedía la Goma 2. Los demás arrestados son el encargado de la mina Conchita, Emilio Llano; Rubén Iglesias, Javier González Díaz y Juan Granados Peña, todos ellos vecinos de Avilés.

Antonio Toro ya fue detenido el pasado 27 de marzo y quedó en libertad el 2 de abril tras admitir ante el magistrado que había coincidido en la cárcel de Villabona (Asturias) con uno de los detenidos en relación con los atentados de Madrid, Rafa Zuher. Emilio Llano, al que se atribuye la responsabilidad de facilitar el acceso a la dinamita Goma 2 ECO a los terroristas, era el encargado de la recepción, almacenamiento y distribución del material explosivo en Mina Conchita, la explotación donde trabajó Suárez Trashorras, y explotada por Caolines de Merillés al igual que La Collada.

Desde la empresa Arcillas y Chamotas Asturianas, que explota los yacimientos de Mina Conchita y La Collada, se ha mantenido que era "imposible" que de sus canteras y minas de caolín hubiesen podido extraerse 200 kilos de explosivos, ya que ésa es la cantidad aproximada que utilizan durante una semana.