Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El autor de 'Me cago en Dios' se defiende de las críticas de su cuñada Esperanza Aguirre

Asegura que no piensa achantarse "ante la amenaza clerical".- El Arzobispado de Madrid pide la retirada inmediata del montaje teatral

El consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas, ha terciado hoy en la polémica suscitada por el estreno en el Circulo de Bellas Artes de la capital del montaje Me cago en Dios, y ha asegurado que "en ningún momento nos hemos planteado retirar la obra" y que no se recortarán las ayudas al Círculo, aunque ha dejado entrever que se supervisará la programación que dependa directamente de la Comunidad o que reciba subvenciones. Ayer, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, tildaba de "blasfema" la obra de Íñigo Ramírez de Haro, que se da la circunstancia de que es su cuñado, quien ha dicho a Efe que, pese a las críticas recibidas, no piensa achantarse "ante la amenaza clerical".

Santiago Fisas, que ha señalado que "se ha producido un hecho lamentable como es la programación de esa obra en la que nosotros no tenemos nada que ver", ha indicado que quiere mantener una reunión con el presidente del Círculo "para hablar de este tema y ver que estas situaciones no se reproduzcan en el futuro".

Ayer, la presidenta de la Comunidad de Madrid envió una carta a Manuel Hernández de León, presidente del Círculo, en cuyo teatro se estrenó la obra el pasado día 21, en la que señalaba que "con sorpresa e indignación" tuvo conocimiento de que se había incluido en su programación "una obra teatral cuyo título es marcadamente hiriente e insultante para una inmensa mayoría de madrileños, a la vez que ofende sus sentimientos más profundos". Según Aguirre, la obra de su cuñado es una "obra blasfema". "Y no voy a permitir que con dinero público se atente contra la dignidad de los creyentes y se ofenda a un sector de la ciudadanía. ¿Qué pasaría si se hubiera titulado la obra con la palabra Alá? Creo que todo el mundo lo entendería", afirmó.

El Círculo de Bellas Artes, entidad privada sin ánimo de lucro y dedicada sobre todo al fomento de la cultura y la creación artística, recibe todos los años de la Comunidad de Madrid una subvención de 2,5 millones de euros. Fisas ha dicho que "no se trata en absoluto de quitar ninguna subvención, sino que queremos seguir colaborando con el Círculo". Fisas, no obstante, ha señalado que hay que evitar que "con el dinero público se paguen obras que ofenden a muchos madrileños, practicantes o no", y ha agregado que ha recibido muchos correos electrónicos de protesta, aunque la actuación de la Comunidad "no es una reacción a esas cartas", sino "por propias convicciones". Sin embargo, ha manifestado que "en ningún momento hemos planteado retirar la obra de la cartelera porque está en marcha".

"Soy víctima de la censura"

Por su parte, el autor de Me cago en Dios, Íñigo Ramírez de Haro, hasta hace poco responsable de la programación cultural de la Casa de América de Madrid y cuñado de Esperanza Aguirre, ha dicho a Efe que no piensa achantarse "ante la amenaza clerical". "No he montado ningún escándalo, lo ha montado el clericalismo militante, esa España negra e inquisitorial que todavía existe. Es un problema de libertad de expresión en un país que constitucionalmente es laico", se ha defendido.

La obra, según Ramírez de Haro, es autobiográfica, y está basada en su experiencia como alumno de un colegio de curas, los jesuitas. "Cuando los clericales se rasgan las vestiduras -ha comentado- pueden ocurrir dos cosas: que te achantes o que, con tranquilidad, y ese es mi caso, reivindiques tu libertad de pensamiento. España no puede seguir padeciendo esa amenaza clerical. Soy víctima de la censura". Sobre el título de la obra, Me cago en Dios, ha manifestado que "cuando uno se caga en Dios se está cagando en una palabra; el que se sienta ofendido que se olvide de tanta comedura de coco que le han metido en la cabeza desde la infancia".

La Iglesia pide la retirada inmediata

El Arzobispado de Madrid ha pedido la retirada inmediata de Me cago en Dios, "que constituye la mayor ofensa a la dimensión humana más sublime de la persona". En un comunicado, el Arzobispado dice que "se trata de un gravísimo delito punible, por el simple hecho de que el título es la expresión más abrupta de la blasfemia, lo que supone herir la sensibilidad de la gran mayoría de la sociedad", y pide a los fieles que denuncien a los promotores, el director Pedro Forero y el escritor del guión, Íñigo Ramírez de Haro.

Más información