Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar llama a Bush para lamentar la retirada de las tropas españolas de Irak

Zapatero llamó a Bush para informarle de la repatriación inmediata de los 1.300 soldados

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha mantenido hoy una conversación telefónica con el presidente de EE UU, George W. Bush, para lamentar la vuelta de los soldados españoles de Irak, según ha informado el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan. El portavoz ha añadido que los dos líderes "desean verse en un futuro cercano".

McClellan ha explicado que "el [ex] presidente Aznar llamó al presidente para expresar su pesar por la decisión de retirar las tropas españolas de Irak" y aseguró que Bush habló de la conversación directa que tuvo ayer con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. "Hace un momento, el presidente tuvo la satisfacción de recibir una llamada telefónica del [ex] presidente Aznar", ha dicho McClellan a bordo del Air Force One, el avión presidencial, rumbo a la localidad de Buffalo (Nueva York), donde Bush participa en un acto electoral.

Rodríguez Zapatero llamó al mandatario estadounidense para informarle sobre la decisión de repatriar de manera inmediata a los 1.300 soldados españoles desplegados en Irak, en cumplimiento de su promesa electoral. La Casa Blanca, por su parte, informó de que la conversación duró cinco minutos y de que en ella Bush "expresó su pesar a Zapatero sobre la decisión de retirar de manera repentina las tropas españolas de Irak". Bush pidió a Zapatero que la retirada "se produzca de manera coordinada de manera que no se ponga en peligro a otras fuerzas de la coalición en Irak" y destacó "la importancia de (...) evitar dar un falso acomodo a los terroristas o enemigos de la libertad en Irak".

McClellan ha informado de la conversación entre Bush y Aznar al hablar del efecto que puede tener en la coalición ocupante el anuncio de la retirada española, que fue secundada ayer por Honduras. El portavoz aseguró que el paso dado por Madrid y Tegucigalpa no afectará a los esfuerzos de los aliados y expresó su convencimiento de que "la coalición en Irak es sólida y su determinación firme".