Aznar inaugura las radiales de pago del sur de Madrid con dos años de retraso y fuertes críticas

La R-3 y la R-5 se abren al tráfico esta tarde, y recorrer su trayecto completo en hora punta costará tres euros

El presidente del Gobierno, José María Aznar, ha continuado hoy con el maratón de inauguraciones que comenzó la pasada semana con su visita a las obras de ampliación del aeropuerto de Barajas, pistas que dio por inauguradas a un año de que estén operativas. Esta mañana, en cambio, el jefe del Ejecutivo, acompañado de nuevo por el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, ha inaugurado las radiales de peaje R-3 y R-5, autopistas de circunvalación que transcurrirán por el sur de Madrid y que esta misma tarde se abrirán al tráfico. La apertura de estas carreteras se produce con más de dos años de retraso con respecto al primer plazo previsto, fijado en diciembre de 2001. El acto ha contado con la presencia de los alcaldes populares de los municipios por los que pasan las nuevas carreteras, pero no de los regidores socialistas, que han tachado el acto de electoralista y han augurado que las nuevas infraestructuras no ayudarán a descongestionar el tráfico de acceso y salida de la capital.

Más información

El tramo inaugurado de la R-3 enlaza la M-40 con Arganda del Rey, y discurrirá sobre un total de 33,90 kilómetros. La tarifa que tendrá que pagar el conductor que quiera hacer el recorrido completo es de 2,80 euros, peaje que tendrá una bonificación de 20 céntimos en el denominado horario valle, que afecta a las primeras horas de la mañana. Esta obra ha contado con un presupuesto de 295 millones de euros. La R-5 une la M-40 con la localidad de Navalcarnero y el precio por recorrer sus 28 kilómetros será de 3 euros, tarifa que contará con la misma bonificación en el horario reducido. Su presupuesto asciende a 230 millones de euros.

Fuentes de la empresa adjudicataria - el consorcio Accesos de Madrid Concesionaria Española- ha indicado que estos precios están sujetos a descuentos para aquellos que circulen frecuentemente por las carreteras de peaje que, al igual que sucede con la R-2 -inaugurada el 6 de octubre pasado- ofrecen la posibilidad de utilizar el uso del sistema de teledispositivo VIA T, que permite el pago sin parar en la cajas.

Asimismo, Aznar ha dado por inaugurado el tramo de la autovía M-50 comprendido entre la A-5 y el enlace de Majadahonda, de acceso gratuito. El pasado 21 de diciembre ya fueron abiertos otros 16,5 kilómetros de la M-50, a saber los de los subtramos comprendidos entre la M-409 y la A-5, y el enlace de Majadahonda y la A-6.

"Un antes y un después"

Aznar ha augurado que estos nuevos kilómetros de autopista marcarán "un antes y un después" en España, que lo convertirá en "un país muchísimo más moderno, competitivo y abierto", y ha destacado que los proyectos de infraestructuras del PP no son de los que "se pintan en un papel y, por falta de recursos, no se llevan adelante, sino que se hacen realidad". En este punto, ha subrayado el papel de la iniciativa privada y ha recordado que su Gobierno "no sólo tenía que afrontar deudas anteriores en el pago de obras públicas, que se resolvió esencialmente, sino también un problema de financiación de las mismas, cosa en la que estamos, manteniendo -ha recalcado- el equilibrio presupuestario y el déficit cero".

En la misma línea, el ministro Cascos ha insistido en la importancia de la "cooperación de la iniciativa privada para resolver los problemas de transporte y de comunicaciones de los ciudadanos", precisando que ésta cubre el 20% de los objetivos financieros del Plan de Infraestructuras.

El presidente del Gobierno, acompañado de Esperanza Aguirre y Francisco Álvarez Cascos, inaugura las autopistas de peaje.
El presidente del Gobierno, acompañado de Esperanza Aguirre y Francisco Álvarez Cascos, inaugura las autopistas de peaje.EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50