Peter Caruana repetirá mandato en Gibraltar tras obtener el 51% de los votos

Las elecciones a la Asamblea celebradas ayer movilizaron al 79% de los gibraltareños

El Partido Gibraltar Social Democrats (GSD) del ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, ha vuelto a ganar las elecciones a la Asamblea Legislativa. Caruana ha obtenido el 51% de los votos en los comicios celebrados ayer, con lo que afronta su tercer mandato consecutivo al frente del Gobierno del Peñón.

La coalición Gibraltar Socialist Labour Party-Liberal Party (GSLP-LP) que lidera Joe Bossano ha obtenido el 40% de los votos, y ocupará los siete escaños de la oposición, frente a los ocho del partido en el Gobierno.

Más información
La participación en las elecciones de Gibraltar alcanza el 79%

En las elecciones de ayer votaron 14.610 electores, lo que supone una tasa de participación del 79,18%, un 4% menos que en los últimos comicios legislativos de febrero de 2000. En aquella ocasión el partido de Caruana logró un 58% de los apoyos. Esta vez ha tenido 7.998 votos, 749 menos que hace tres años.

El partido laborista liderado por Daniel Feetham, que se presentaba por primera vez a unas elecciones, obtuvo ayer un 8% de los votos, pero no consigue escaño alguno, mientras que la candidata independiente Lyana Armstrong-Emery sólo ha obtenido el respaldo de un 1% de los 14.610 votantes que participaron en los comicios.

Soberanía del Peñón

Tras conocer los resultados, Caruana ha considerado "amplio" el margen obtenido con respecto a su más próximo rival, Joe Bossano, "que no ha avanzado nada con respecto a las elecciones del 2000". Caruana ha asegurado sentirse "muy respaldado, a pesar del normal desgaste electoral sufrido tras ocho años de mandato", ya que en el año 2000 fue reelegido con un 58,35% de los votos.

Para Caruana, el "peligro" de esta cita electoral ha sido "que la gente prestara mucha atención a las encuestas", las cuales le otorgaban una clara victoria. En cuanto a la relación entre Gibraltar y España, reiteró que "es Madrid quien pone condiciones" para la "amistad" entre ambas comunidades por su reclamación de soberanía sobre el Peñón, algo a lo que el ministro principal continuará oponiéndose.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS