Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el conductor de un camión cisterna que ha explotado tras un accidente de tráfico en Murcia

Las llamas han sido extinguidas unas horas después por los servicios de emergencia

Un camión cisterna cargado con 2.000 litros de gasolina y 30.000 de gasóleo ha explotado esta mañana en las inmediaciones de la pedanía lorquina de La Hoya (Murcia) al colisionar con un coche que lo estaba adelantando. El conductor del camión ha muerto como consecuencia del incendio que ha podido ser extinguido sobre las 9.00 horas.

El camión había cargado el combustible en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) en Escombreras (Cartagena) y se dirigía a realizar tareas de reparto en Almería cuando fue adelantado por un turismo Ford Focus. Durante el adelantamiento ambos vehículos colisionaron lateralmente perdiendo los conductores el control los mismos. El capitán jefe del subsector de tráfico de la Guardia Civil, Rafael Álvarez, ha explicado que "aún no está claro quién colisionó contra quién y eso será objeto de una investigación muy minuciosa".

Gran explosión

El conductor del camión, Juan Gil García, de 42 años, tuvo tiempo de recoger la documentación y abandonar la cabina, pero en ese momento explotó la cisterna y la gran bola de fuego que provocó la deflagración le alcanzó y le provocó la muerte en el acto.

Mientras el camión cisterna y todo su contenido era pasto de las llamas el turismo quedó volcado en la carretera, aunque el conductor, un militar de la base de Cádiz de 50 años, pudo salir del coche sin que se produjera heridas de consideración. No obstante, finalmente el automóvil también ha resultado calcinado.

El representante de la Benemérita ha subrayado que la actuación de los servicios de emergencia fue "muy rápida y ha permitido que no se produzcan otros accidentes colaterales". En la extinción del fuego han participado los parques de bomberos de Lorca, Alhama y Totana.

El accidente ha ocurrido en el kilómetro 599'800 de la carretera nacional 340, en dirección a Almería. Álvarez ha señalado que se han producido retenciones de cuatro kilómetros en sentido Murcia y Almería sobre todo de vehículos pesados, aunque se abrió como vía alternativa la antigua N-340 y el tráfico ya es fluido.