Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Simancas pierde la segunda votación por las abstenciones de Tamayo y Sáez

Ante la falta de presidente, habrá de nuevo elecciones en otoño

Madrid tendrá nuevas elecciones, tras acabar la segunda votación de investidura sin que Rafael Simancas obtuviera los votos necesarios para ser elegido presidente. Como estaba previsto, el candidato socialista sólo ha obtenido el apoyo de sus 45 diputados y los 9 de Izquierda Unida, frente a los 55 en contra del PP y las abstenciones de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez. Por tanto, ante la falta de presidente, habrá elecciones de nuevo en otoño.

En esta segunda votación, hubiera bastado el apoyo de una mayoría simple (un voto más a favor que en contra) para que Simancas hubiese sido investido, según el reglamento de la Asamblea de Madrid. Al no haberse dado esta posibilidad, el parlamento madrileño abrirá un plazo de dos meses (que empezó a contar el pasado 28 de junio, día de la primera votación) para tramitar, si las hubiere, sucesivas propuestas de candidatos a la investidura.

En la práctica esto supone que, si los diputados expulsados del PSOE Eduardo Tamayo y Maite Sáez renuncian a sus escaños antes del 28 de agosto, Rafael Simancas se presentaría de nuevo a la investidura, esta vez con el propósito de ganarla, según ha manifestado reiteradamente en los últimos días.

Por el contrario, si Tamayo y Sáez no devuelven sus actas, el 28 de agosto quedaría disuelta la Cámara y el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, estaría obligado a convocar "de inmediato" nuevas elecciones, que se celebrarían 55 días después de realizarse la convocatoria, según recoge la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid, esto es, las elecciones podrían celebrarse a partir del 22 de octubre.

Tenso debate

La Asamblea ha vivido hoy uno de los debates más tensos que se recuerdan, con graves acusaciones mutuas. Simancas ha cometido deliberadamente un error al nombrar al secretario general del PP de Madrid, Ricardo Romero de Tejada, al que ha llamado "Romero de Tajada". Por su parte, la portavoz socialista, Ruth Porta, ha asegurado que "la sombra de Fujimori planea sobre Madrid y Romero de Tejada es Montesinos" (el hombre fuerte del régimen peruano, encausado por corrupción). Ya en esta actitud descalificadora, la candidata del PP, Esperanza Aguirre, ha calificado el debate de "farsa" y ha asegurado que Simancas es un "discípulo disciplinado de Göbbels, el ministro de propaganda de Hitler, autor de la frase más vil de la historia política: una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad indiscutible".

Tamayo concurrirá a las elecciones

El diputado socialista rebelde y ahora portavoz del grupo mixto de la Asamblea de Madrid, Eduardo Tamayo, ha anunciado que concurrirá en las nuevas elecciones madrileñas "en una nueva formación política de centro-izquierda". Tamayo ha asegurado que ha recibido muchos "apoyos" en los últimos días, "muchos de ellos de militantes socialistas", lo que le ha hecho ver que "el electorado demanda una nueva formación política sin ataduras y sin lastres".

El diputado ha explicado que esa nueva formación política "representará en la izquierda moderada los valores del equilibrio, la transparencia y el cumplimiento del compromiso con la sociedad". Además, ha reprochado a Simancas el no "buscar una solución de diálogo" a la crisis de la Asamblea, responsabilizándole de que "la izquierda de progreso no gobierne en Madrid".

Más información