Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía encuentra el cadáver de la médico desaparecida en Tarragona el 18 de enero

Su novio, Fernando Adalid, ha sido extraditado hoy desde Holanda por la vía de urgencia

La policía ha encontrado en un paraje del puerto del Ordal, junto a la N-340, cerca de Vilafranca del Penedés (Barcelona), el cadáver de la doctora de Tarragona Gloria Sanz, que se encontraba desaparecida desde el pasado 18 de enero, tras la confesión de su prometido, Fernando Adalid, que ha sido extraditado hoy por la vía de urgencia desde Amsterdam a España, según ha confirmado el fiscal jefe de Tarragona.

El cuerpo ha sido hallado sobre las 18.00 horas tras la confesión de su novio y se está a la espera de la llegada del juez de guardia. Según el fiscal Parra y el subdelegado del Gobierno, Angel Sagardoy, el cadáver ha sido encontrado "por indicaciones del detenido" en una zona rural con "un notable deterioro orgánico".

Fuentes policiales han informado de que las causas de la muerte de la doctora, que tenía 28 años, se conocerán cuando se le practique la autopsia mañana.

Al parecer, la presión ha podido al final con Fernando Adalid, taxista barcelonés de 32 años, que aceptó ser extraditado y se declaró "no culpable". Durante el viaje desde Holanda, Adalid ha confesado a la policía española su participación en la muerte de su prometida, con la que había reñido y discutido el día antes de la desaparición.

La doctora Gloria Sanz Silva, de 28 años, no llegó el pasado 18 de enero a su trabajo en el ambulatorio Sant Pere de Reus (Tarragona), donde trabaja como doctora. Unos días después apareció su coche bien aparcado en una calle del barrio tarraconense de Torreforta. Días más tarde, la policía encontró manchas de sangre en la habitación de Gloria y en el taxi de su novio que, según las pruebas de ADN, resultaron ser de la misma persona, la doctora desaparecida.