Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HUELGA GENERAL

104 detenidos y más de 1.000 acciones violentas, según el Ministerio del Interior

Un policía muere de una crisis cardiaca tras intervenir contra un piquete en Madrid

Las fuerzas de seguridad detuvieron a un total de 104 personas durante la jornada de ayer por incidentes registrados durante la huelga general convocada por los sindicatos CC.OO. y UGT, según ha informado el Ministerio del Interior. El mayor número de detenciones se produjo en la Comunidad de Madrid, con un total de 47.

En Barcelona las fuerzas de seguridad detuvieron hoy a 22 personas. En Cantabria, según las mismas fuentes, los agentes detuvieron a cinco personas, y en Málaga a cuatro. Tres arrestados hubo en Guadalajara, Huelva y León; dos en Gijón, y uno en Avilés (Asturias), dos en Valladolid, dos en Lugo y Valencia, y uno en Badajoz, Burgos, Murcia, Navarra, Pontevedra, Tenerife y Zaragoza.

Las causas más frecuentes de detención han sido daños, lesiones, agresión a agentes y la formación de piquetes coactivos.

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, ha destacado que se han producido unas 1.000 acciones violentas de piquetes y ha felicitado a las fuerzas de seguridad, que, según sus palabras, "han dado la talla" durante la jornada de huelga.

Un policía muerto por una crisis cardiaca

Un inspector jefe de la Policía Nacional falleció a primeras horas de la mañana tras intervenir contra un piquete de huelguistas que se encontraba en las inmediaciones del hipermercado Makro, en la localidad madrileña de Leganés, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno.

El funcionario, tras participar en una carga policial, sufrió poco después una parada cardiorrespiratoria, por lo que fue trasladado urgentemente al Hospital Severo Ochoa de Leganés, donde falleció instantes después.

Carga frente a la sede de UGT

Uno de los incidentes más tensos de la jornada tuvo lugar en Madrid, frente a la sede de UGT, en la Avenida de América, donde la policía cargó contra un grupo de manifestantes, provocando heridas a media docena de personas.

UGT asegura que "un enorme despliegue policial" ha mantenido bloqueada la sede del sindicato. Según un comunicado de UGT, la policía tuvo "acorralados" a los trabajadores y les impidió tanto la entrada como la salida del edificio. La Policía ha justificado la carga por la actuación de los piquetes.