Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIONES

Un sabotaje a la red de fibra óptica de Telefónica deja sin servicio a 15 provincias

Los cortes intencionados se han producido en cuatro puntos de la red en Madrid. -La compañía anuncia que el servicio quedará restablecido esta noche

Un sabotaje en las redes de fibra óptica de Telefónica ha dejado sin servicio a miles de usuarios esta tarde. Los cortes intencionados se han registrado a las 13.00 horas y afectan a 15 provincias además de a la comunicación telefónica con Europa, a los circuitos de transmision de datos y a Internet.

Telefónica ha consituído inmediatamente un Gabinete de emergencia, compuesto por 300 técnicos, "desde el que se están coordinando todas las actuaciones para la recuperación del servicio en el menor tiempo posible", según la compañía.

Los saboteadores han realizado los cortes en las centrales de Almenara y Campamento, en Madrid capital, así como en los municios madrileños de Móstoles y Alcobendas.

La operadora ha explicado que "los trabajos de reparación evidencian que las averías se deben a cortes sucesivos intencionados en diferentes puntos de la red de fibra óptica y no a un accidente por trabajos de excavadoras. Son cortes limpios realizados a ras de tierra, lo que dificulta más las reparaciones".

Al comienzo las averías han afectado a varios municipios del norte de Madrid, entre los que se encuentran Pozuelo, Tres Cantos, Colmenar Viejo y Alcobendas. Más tarde se han extendido a otras zonas geográficas del norte de España. Galicia, Cantabria y Asturias son las comunidades donde más problemas se están registrando. En el Principado, según informa Radio Nacional, los cortes han afectado también a muchos de los cajeros automáticos de los bancos, que han dejado de funcionar. En Galicia, por su parte, los cortes han afectado a los aeropuertos, el comercio o la red de cajeros.

Telefónica, en un comunicado de prensa, ha anunciado que "prevé que todos los tráficos afectados por los cortes intencionados que ha sufrido su red queden restablecidos en torno a las 22.00 horas.

Problemas con la telefonía móvil

Los problemas no han sido exclusivos de la telefonía fija, ya que en la telefonía móvil también se han registrado algunas incidencias. Así, Telefónica Móviles registró una caída temporal por saturación de la red, mientras que Vodafone, también registró algunos problemas de red por la mañana, que afectaron a las provincias de Madrid y Sevilla, según fuentes de ambas empresas. Al parecer Amena también ha registrado alguna incidencia, pero este extremo no ha podido ser confirmado con la operadora. El tráfico móvil ha quedado subsanado por completo a las 20.00 horas así como el tráfico internacional , según el comunicado de la compañía.

"En cuanto a Internet, a las 20.00 horas sólo persistían los problemas en Galicia, Asturias, Valladolid y Salamanca. En Madrid se registraban aún algunas incidencias relacionadas con el servicio ADSL." , ha informado la operadora.

Tres sabotajes en los últimos tres años

En enero 1999, la compañía presidida por Juan Villalonga comunicó a sus clientes una avería que afectó a más de 10.000 líneas y dejó sin teléfono, móviles e Internet a decenas de empresas y miles de usuarios particulares de la zona norte madrileña.

Poco días después, los operarios encargados de la reparación explicaban en un documento interno que los 37 cortes encontrados en las líneas de comunicaciones del kilómetro 10,800 de la carretera nacional I parecían haberse hecho intencionadamente. Por aquél entonces, la compañía se encontraba negociando con la plantilla el plan de empleo, aunque los representantes sindicales de los trabajadores de Telefónica negaron cualquier vinculación con los hechos.

Dos años después, en enero 2001, la Telefónica de Alierta sufrió el mayor corte de líneas de su historia, con más de 180.000 líneas y cuatro provincias afectadas (Madrid, Alicante, Cuenca, León y Murcia). Entonces, el clima sindical, según reconocieron trabajadores y directivos, era bueno y las fuentes apuntaron a un simple acto de vandalismo ajeno a la plantilla de Telefónica.

Más información