Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD CIUDADANA

El PSOE propone integrar a los inmigrantes nacionalizados en los Cuerpos de Seguridad

La propuesta de seguridad socialista apuesta por la creación de una dirección conjunta de la Guardia Civil y la Policía

La integración de los inmigrantes nacionalizados en los cuerpos de Seguridad es una de las propuestas del plan para atajar la inseguridad ciudadana que esta mañana ha presentado el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero. Para él, esta integración es fundamental para "facilitar el desarrollo de las actuaciones de seguridad que afectan a extranjeros asentados en nuestro país", ya que se aprovecharía el conocimiento que de estos sectores tienen los propios inmigrantes.

Zapatero sostiene que "al contrario de lo que dice el PP, sabemos que la inmigración no delinque, lo que delinque es fundamentalmente la falta de integración a través de la educación y el trabajo". Así lo ha expuesto Zapatero en la presentación del plan titulado "Freno a la impunidad, prioridad para las víctimas: seguridad para todos", con el que el PSOE intenta poner freno al índice de criminalidad "más alto de la historia", que España vive en estos momentos.

Otro de los puntos de la propuesta socialista pasa por aumentar la coordinación entre los distintos cuerpos de seguridad del Estado para incrementar la eficacia contra el delito. Para ello, propone la creación de una dirección conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil que dependa directamente de Interior. A juicio de Zapatero, la policía nacional y la Guardia Civil "deben actuar contra el delito como si fueran un solo cuerpo", por lo que hay que poner fin a la "descoordinación y rivalidad entre sus responsables políticos". Sin embargo, el líder socialista ha negado que su partido tenga en mente proponer la integración de ambos cuerpos.

Zapatero ha manifestado que desde que gobierna el PP hay 6.000 policías nacionales menos en las calles y se ha duplicado la seguridad privada, que ha atribuido al "afán enfermizo" del PP de "favorecer la privatización de todo". En este sentido, el PSOE propone cubrir las vacantes en el CNP y Guardia Civil en el plazo de tres años, lo que significa cubrir 12.000 plazas y evitar que disminuya el número existente. La propuesta realizada la semana pasada por Gobierno de aumentar en 6.000 efectivos de los cuerpos de seguridad responde, según Zapatero, a un reconocimiento de la "imprevisión e irresponsabilidad".

Junto a este aumento de efectivos, el PSOE propone mejorar las condiciones de trabajo de los agentes, modernizar medios técnicos e intensificar su formación, así como la homologación retributiva. Asimismo, plantea la creación como mínimo de una comisaría por cada núcleo de 30.000 habitantes.

Juicios rápidos

Pero las propuestas del PSOE no se quedan en las medidas policiales. Otro de los ejes del plan es el judicial y penitenciario. En él, los socialistas apuestan por agilizar los juicios rápidos (duración máxima de diez días) para delitos flagrantes, con el fin de evitar "la infamia de que un delincuente entre y salga de la comisaría antes de ser juzgado". Apuesta también por definir una respuesta rehabilitadora a los delincuentes primarios (contratos programa con las administraciones, que permitan alternativas al internamiento en prisión). Además, el PSOE proponer una redefinición del papel del Ministerio Fiscal. Para ello, proponen que el fiscal sea el director de la investigación criminal y potenciar el principio de oportunidad reglada, de manera que el Ministerio Fiscal pueda seleccionar aquellos delitos que considere más graves.

Proponen también reformar la Ley de enjuiciamiento criminal para tratar el problema de la multirreincidencia y las medidas alternativas a la prisión. El plan pretende dar prioridad a las víctimas y para ello proponen que éstas estén informadas sobre los trámites de su caso y que tengan un trato preferente, así como una cobertura sanitaria plena y gratuita de toda víctima de un delito violento, derecho a tratamiento psicológico y ayudas públicas en casos extremos.

Asimismo, abogan por planes urbanísticos pensados para la seguridad.