Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

ETA asesina a un edil de UPN y a un mando de la Ertzaintza el día de la jura de Ibarretxe

En sólo 10 horas, la organización terrorista golpea en Guipúzcoa y Navarra con un recrudecimiento de su ofensiva que eleva a 34 el número de muertes tras el fin de la tregua

En menos de una semana, ETA ha asesinado a tres personas, perteneciente a tres de sus habituales grupos de objetivos, en tres provincias y con tres métodos distintos. En total, 34 muertos desde el final de la tregua y 11 en lo que va de año.

La jornada del sábado se iniciaba con el asesinato del concejal de UPN José Javier Múgica Astibia, que, poco después de abandonar su domicilio en la localidad navarra de Leitza, moría al estallar una bomba lapa que los terroristas habían adosado en los bajos de su furgoneta. Múgica, uno de los dos ediles de UPN en un ayuntamiento gobernado por Euskal Herritarrok, había padecido el hostigamiento del entorno de ETA, que hace un año prendió fuego a la furgoneta con la que entonces trabajaba.

En menos de una semana ETA ha asesinado a tres personas con tres métodos distintos

Diez horas después de un atentado que ensombreció la jura de Juan José Ibarretxe como lehendakari y conmocionó a toda Navarra, varios terroristas acribillaban en Leaburu (Guipúzcoa) a Mikel Uribe, un alto responsable de la Ertzaintza que se disponía a cenar con unos amigos en una sociedad gastronómica de la localidad. Los pistoleros le tirotearon cuando estaba aparcando su coche en la plaza del pueblo. El agente falleció una hora después en el hospital Nuestra Señora de Aranzazu de San Sebastián.

Con tres víctimas en menos de una semana, el policía Luis Ortiz de la Rosa fue la primera víctima de esta semana, ETA parece querer recobrar el impulso que imprimió a sus actuaciones en los meses de julio y agosto de 2000, cuando la organización terrorista cometió el mayor número de atentados en los últimos diez años.

Entre los meses de julio y agosto, ETA asesinó a siete personas y perpetró más una decena de atentados , varios de ellos fallidos, con un saldo de 25 heridos. Las víctimas fueron el concejal del PP en Málaga José María Martín Carpena, (15 de julio) , el ex gobernador de Guipúzcoa Juan María Jauregui, (29 de julio); el empresario José María Korta (8 de agosto); el subteniente del Ejército Francisco Casanovas, ( 9 de agosto); los guardias civiles Irene Fernández y Jesús Encinas (20 de agosto) y el concejal del PP en Zumárraga Manuel Indiano (29 de de agosto).