Tecnología para gestionar viajes de empresa

La valenciana Consultia Business Travel ha lanzado una solución para compañías que digitaliza y automatiza los trayectos de negocios

La solución Destinux automatiza los viajes, lo que supone un ahorro del 70% de tiempo.
La solución Destinux automatiza los viajes, lo que supone un ahorro del 70% de tiempo.

El turismo en general, y el de negocios y congresos en particular, genera unos 7.000 millones de euros al año, según datos de Spain Convention Bureau (SCB). Su atractivo llamó la atención de Juan Manuel Baixauli, fundador de Consultia Business Travel, que ya tenía una larga experiencia en la gestión de agencias de viajes. “A principios de este siglo, el mercado de viajes había madurado y era necesario dar un salto hacia otro modelo”, apunta el directivo. Así que decidió vender su red de agencias de viajes tradicionales y lanzarse a una nueva aventura. “Descubrí que no existían agencias especializadas. Probamos en varios segmentos: turismo religioso, de golf, naturista…, pero nadie destacaba en el turismo de negocios. Como no podíamos llegar a todo apostamos por este por su escalabilidad y sus necesidades”, afirma. Tras una inversión de 1,5 millones de euros, lanzaron la empresa en 2010, en plena crisis económica. Pero aunque cualquier comienzo es duro, dice, eso no les frenó. Desde el principio su enfoque fue muy digital. Baixauli incluso recuerda que en su anterior negocio ya pedían las facturas por este canal en 1997 y nadie les entendía.

Esa digitalización les ha convertido “en una empresa distinta al resto”, asegura Baixauli, que ha derivado en la creación de una solución llamada Destinux, con la que las empresas simplifican todos los procesos y con la que se puede gestionar desde la reserva hasta la cuenta de gastos en un solo clic. Se trata de un sistema para planificar las operaciones de cualquier empresa (conocidos como ERP). Automatiza y digitaliza los procesos de los viajes integrándolos en el sistema de gestión de cada compañía y permite, por ejemplo, pasar gastos y dietas de forma digital.

“Proveemos tecnología llave en mano, con la que ahorramos problemas de integración entre proveedores. También añadimos un servicio personalizado con el que una persona, con nombre y apellido, está pendiente de las necesidades y problemas, y un sistema de geolocalización”, señala Carlos Martínez, director general. “Hemos calculado que por cada euro que se invierte en Destinux hay un retorno de cuatro a seis euros por parte del cliente. Además, automatizar los procesos del viaje supone un ahorro del 70% de tiempo”, añade.

Caída en picado

En 2019 la compañía facturó 15,2 millones de euros, y el año 2021 sus ventas ascendieron a cerca de nueve millones. Entre medias, el atípico 2020 quebró el crecimiento previsto, hasta entonces a doble dígito. “La caja bajó a 5,2 millones, lo que supuso unas pérdidas del 66%. Pese a todo no nos quedamos quietos y seguimos desarrollando tecnología, añadiendo funcionalidades”, asegura Martínez.

Pero 2020 no solo fue una apuesta por la tecnología. También desarrollaron un sistema de viajes solidarios con el que antes del confinamiento ayudaron a más de 700 personas a volver a España desde cualquier punto del mundo de forma gratuita. “Contar con un sistema de geolocalización nos ayudó. Lo hicimos durante un mes y trabajamos 24 horas al día, hasta que ya no fue posible”, explica Baixauli.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

También en 2020 dieron el salto a la internacionalización con su llegada a Portugal, donde ya cuentan con más de 60 clientes de los 700, sobre todo pymes y grandes corporaciones, que contabilizan en toda la península Ibérica.

La empresa tiene sedes en Madrid, Valencia, Zaragoza y Oporto, y ofrece tramitar estancias en más de tres millones de hoteles, con 27 compañías de alquiler de coches, 650 aerolíneas, Renfe, servicio de transfers en más de 160 países y servicio de taxis y VTC en más de 90. Entre sus proyectos está el salto a cuatro países de la Unión Europea y a dos de Latinoamérica. También esperan crecer con la venta de la tecnología Destinux a otras empresas y con compras. “Debemos ser cautos después de la situación que ha vivido el sector, pero no descartamos adquirir empresas aquí y hacer colaboraciones mediante joint ventures con empresas foráneas”, asegura Martínez.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS