_
_
_
_
_

Wallapop dispara un 61% su facturación en 2022, pero multiplica casi por cinco sus pérdidas

La plataforma de ventas de segunda mano se anotó un resultado negativo de más de 50 millones en el año en que absorbió a su filial

Wallapop
Web de Wallapop, en una imagen de archivo.
José Luis Aranda

Tanto la actividad como las pérdidas de Wallapop se dispararon en 2022, un intenso año para la plataforma de venta de artículos de segunda mano porque acometió una reorganización corporativa de gran calado. La compañía, fundada en 2013 y con sede en Barcelona, fusionó a la filial Wallapop Spain, que hasta entonces soportaba una parte de la operativa, con la matriz. Y las cuentas de esta última dan cuenta de un crecimiento de la facturación del 60,8% hasta superar los 71,6 millones de euros. Sin embargo, también las pérdidas se multiplicaron: frente a un resultado negativo de 10,8 millones en 2021, el pasado ejercicio este se elevó hasta los 50,6 millones, casi cinco veces más.

Según las últimas cuentas presentadas ante el registro mercantil, la gran diferencia entre los dos ejercicios aparece en la parte operativa. El resultado de explotación, que en 2021 era negativo en 5,06 millones, el año pasado elevó esas pérdidas hasta los 38,2 millones. Ambas cifras calcan prácticamente el resultado antes de impuestos. Y también se parece mucho a la diferencia entre los aprovisionamientos (que se atribuyen a trabajos que realizan otras empresas) entre un ejercicio y el otro. Esta partida negativa se elevó de 1,86 millones en 2021 a 39,38 millones el año pasado. El informe de gestión no da más detalles sobre esa diferencia, pero sí recoge que hace dos años las operaciones con partes vinculadas arrojaban un saldo parecido entre los servicios recibidos y prestados a la filial, que el año pasado desaparecieron al quedar esta absorbida.

En el capítulo de gastos, destacan también los incrementos en “servicios exteriores”, que pasaron de casi 36 millones a más de 48 millones. La mayor diferencia aparece en la partida de publicidad y propaganda, a la que se destinaron casi nueve millones más que en 2021. Otras cifras que dan la idea de una empresa en expansión son las de personal. Los salarios crecieron de 14 a 20 millones, mientras la plantilla aumentó en casi 100 personas. A cierre del pasado ejercicio se contaban 365 empleados, seis de los cuales tenían contratos temporales.

En esa plantilla se incluyen seis personas de alta dirección y un consejero de la firma, cuyas remuneraciones no se detallan “atendiendo a criterios de confidencialidad”. Esto motiva que la firma encargada de la auditoría, Deloitte, emita una opinión con salvedades sobre las cuentas. “La memoria adjunta no incluye la información que se exige en el artículo 260 de la Ley de Sociedades de Capital”, recuerda el auditor, que señala que en el ejercicio anterior ya se dio la misma circunstancia.

La compañía, con sede en la Avenida Meridiana de Barcelona, opera en tres países: España, Portugal e Italia, donde entró en 2021. Pero su mercado de origen es de largo el más importante: casi 71 millones se facturaron el año pasado en España, frente algo más de 700.000 euros en el resto. Y cerca de 51 millones los obtuvo de los “servicios de transacciones entre usuarios”, es decir, de las compraventas que se llevan a cabo en su plataforma. Adicionalmente obtuvo 7,7 millones por publicidad y algo más de 13 millones por los “servicios de visibilidad”, el servicio que permite posicionar mejor un anuncio a cambio de pagar.

Sobre la fusión de la filial, el informe de gestión recuerda que esta fue decidida en septiembre de 2022, pero los resultados contables se aplican retroactivamente desde el 1 de enero de ese mismo año. “Como consecuencia de la citada operación”, indica la compañía, “han aflorado unas reservas de fusión negativas” que cuantifica en 86,7 millones. Además, a cierre de ejercicio el patrimonio neto de la empresa también era negativo, en casi 9,9 millones. “Sin embargo, previo a la formulación de las presentes cuantas anuales, se han producido ampliaciones de capital por un importe total de 43.498.796 euros”, añade la memoria, que justifica que la empresa tiene fondos para seguir funcionando sin problemas.

Las ampliaciones de capital han sido una constante de los últimos años para Wallapop, que recuerda que “en los últimos cinco ejercicios la Sociedad no ha distribuido dividendos” y se marca como principal reto “mantener la evolución positiva de los últimos años, mejorando de manera continua el producto y la monetización del mismo”. Es decir, hacer más rentable una actividad que de momento necesita inversiones para seguir desarrollándose. De hecho, en diciembre de 2022 se acordaron ampliaciones por casi 81 millones. Y fruto de estas se ha ido moviendo el porcentaje de los socios en el capital.

El principal accionista de Wallapop consolidó esa posición en 2022: Korelya Capital amplió su participación del 18,3% al 22,3%. Esta es la firma de inversión que fundó y lidera la francocoreana Fleur Pellerin, quien fue ministra de Innovación y después de Cultura durante los gobiernos socialistas de François Hollande en Francia. Otros tres inversores, Insight WP Holding, Accel London Investments III y 14W Venture Partners, superan el 10% de participación en la sociedad.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

José Luis Aranda
Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_