_
_
_
_
_

Los carburantes se encarecen por sexta semana consecutiva: la mayor racha alcista en más de un año

La gasolina no subía de precio durante tanto tiempo desde junio del año pasado, y el gasóleo, desde el estallido de la guerra de Ucrania

Precio carburantes
Un hombre mira los precios de los carburantes en una gasolinera de Madrid, el 11 de agosto.Sergio Ordúñez (EFE)

El aumento de la demanda de combustible durante el verano, lo que habitualmente presiona los precios al alza, está provocando un encarecimiento de la gasolina y el gasóleo que España no veía en mucho tiempo. Con esta son ya seis las semanas consecutivas de crecimiento de los importes. Se trata de la mayor racha en más de un año. En el caso de la gasolina, hay que remontarse a abril, mayo y junio del año pasado para encontrar algo parecido (entonces se encareció durante nueve semanas). El diésel, por su parte, no vivía una escalada similar desde el primer trimestre de 2022, cuando el estallido de la guerra de Ucrania llevó al mercado europeo de carburantes a una dimensión desconocida hasta entonces.

Según los últimos datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, publicado este jueves, el litro de gasolina se paga esta semana en España a una media de 1,692 euros. Es un 0,7% más que siete días atrás, lo que abre un resquicio de optimismo para los conductores, ya que en las últimas publicaciones el ritmo de encarecimiento semanal rondaba el 2%. El gasóleo, por el contrario, sigue encareciéndose por encima del 2% (2,2% en la última semana, frente al 3,4% de la anterior) y su precio alcanza los 1,586 euros por litro.

Durante el invierno y la primavera, el diésel mostró un comportamiento más moderado en precios que los expertos atribuyeron a los inesperados efectos del corte de suministro ruso. En febrero la UE prohibió importar este combustible del país que gobierna Vladímir Putin, y los acopios que se hicieron para afrontar ese golpe, unidos a motivos de producción y a una menor venta de vehículos impulsados por este combustible, sirvieron como explicación para ese comportamiento a priori inesperado. Sin embargo, este verano el gasóleo es lo que más está subiendo. En las últimas seis semanas se ha apreciado un 10%, mientras la gasolina lo ha hecho un 6%.

Pese a ello, la contención anterior hace que repostar gasoil todavía sea más barato que en el verano anterior, aunque entonces se contaba con la ayuda de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno entre abril y diciembre de 2022 para afrontar la crisis inflacionista provocada por la guerra de Ucrania. El margen se estrecha y esta semana el diésel se paga de media solo un 1,2% más barato que hace un año. La gasolina, por el contrario, sale desde la semana pasada más cara (actualmente, casi un 6% más). Con los importes actuales, llenar el depósito de un vehículo con un tanque mediano (55 litros) costaría de media 93 euros en un coche de gasolina y algo más de 87 euros en uno de gasoil. Son, respectivamente, alrededor de 6 y 10 euros más de lo que costaba a finales de mayo, cuando se inició la actual senda de subida, aunque esta se vio interrumpida brevemente durante una semana a principios de julio.

Pese a que las aguas de los mercados de crudo y derivados siguen agitadas por el conflicto en Ucrania, los analistas coinciden en que la principal causa de la actual escalada es el habitual tirón de la demanda que se produce en verano. Esto ha provocado que históricamente los precios tiendan a subir en periodo estival, y por eso Víctor Ruiz Ezpeleta, profesor de OBS Business School, insiste en que lo que se está viendo es un “patrón habitual”. “Estamos en récords de turismo y de movilidad no solo en España, sino en muchos países”, explica el experto, quien también destaca la recuperación de los mercados asiáticos. “La demanda en China también ha crecido porque han dejado atrás el tema del coronavirus y en Japón también se han abierto las fronteras al turismo exterior”, puntualiza.

Respecto al resto de países de su entorno, los precios en España siguen instalados en la parte media-baja de la tabla. Se encuentra por debajo de los promedios tanto de la eurozona como del conjunto de la Unión Europea. El importe de la gasolina es superior en 12 países de los Veintisiente, mientras que el del gasóleo se supera en 19 mercados comunitarios. Malta marca una vez más los precios más bajos tanto en gasolina (1,340 euros por litro) como en gasóleo (1,210 euros por litro). El diésel más caro es el de Suecia (2,054 euros), mientras que es en Holanda donde resulta más prohibitivo repostar gasolina (2,080 euros).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

José Luis Aranda
Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_