La FCC de Carlos Slim lanza una opa sobre el 24% de Metrovacesa a 7,8 euros por acción

La operación, valorada en 284 millones, supone el pago de una prima del 20% sobre el cierre de los títulos del martes

Un cartel con el logo de FCC en un solar vallado.
Un cartel con el logo de FCC en un solar vallado.Efe

La carrera de operaciones en el mercado inmobiliario español continúa después de la absorción de Quabit por Neinor Homes el año pasado. FCC ha comunicado este miércoles su intención de formular a través de su filial inmobiliaria una opa por el 24% de Metrovacesa, que supondría la adquisición de 36,4 millones de acciones, a un precio de 7,8 euros por título. FCC asegura que este movimiento resulta acorde con su “interés y la estrategia”. El anuncio supone el pago de una prima del 20% sobre el precio al que cerraron las acciones de Metrovacesa el martes. Un movimiento que ha despertado inmediatamente el interés del mercado: los títulos subían a primera hora un 16% superando los 7,5 euros por acción y han terminado la jornada en ese nivel (7,56 euros).

La operación, que se plantea como una compraventa, supone un desembolso máximo de 283,9 millones de euros. Si se completase, el paquete de acciones se sumaría al 5,4% del capital que pertenecen a Control Empresarial de Capitales (CEC) y Soinmob. La primera, propiedad del empresario mexicano Carlos Slim, controla el grupo FCC a través de una participación directa e indirecta del 74% y la segunda es una es filial del mismo grupo. Con la suma, el paquete controlado por el empresario mexicano sería del 29,4% y vendría a reforzar su fuerte posición en el sector inmobiliario en España. Slim ya controla la promotora de obra nueva Realia a través de FCC después de que en octubre pasado, el conglomerado de construcción y servicios medioambientales se hiciese con un 13% del capital que, sumado a su participación anterior, superó el 50% y pasó a consolidar en las cuentas del grupo.

Participada por el Banco Santander (49% del capital) y BBVA (20%), Metrovacesa es una de las compañías históricas del mercado inmobiliario español. Con más de un siglo a sus espaldas, la que fuera la joya de la familia Sanahuja consiguió sobrevivir a la burbuja inmobiliaria gracias al rescate de los bancos, que la volvieron a sacar al mercado a finales de 2017. En su última presentación de cuentas reportó al mercado unos ingresos de 510 millones de euros, un 250% más que en el año anterior. Su beneficio, de 18,5 millones de euros, ponía fin a unas pérdidas que en 2020 alcanzaron los 163,5 millones. Su deuda asciende a 162 millones y cerró el año con 1.627 viviendas entregadas, lo que supone un incremento del 171% con respecto al ejercicio de 2020. Para este año su previsión es seguir aumentando las entregas en la horquilla de 1.600 a 2000 unidades, y para ello ya ha comprometido en preventas el 80%.

Gran bolsa de suelo

Metrovacesa es un actor muy importante en el mercado por su inmensa bolsa de suelo. En sus últimas cuentas anuales detalla que la cartera es aproximadamente un 79% en suelo residencial y el 21% comercial, y su valoración asciende a 2.525 millones. Eso significa que tiene capacidad para construir más de 34.000 viviendas, “pudiendo ampliar la cifra en función del diseño final de los proyectos”, y espera crecimientos anuales de las ventas para alcanzar facturaciones entre 600 y 850 millones de euros, “de los que entre 500 y 600 millones de euros provendrán de promoción inmobiliaria y el resto por ventas de suelos”. El año pasado la venta de suelo le reportó a la empresa 42 millones, y este año espera seguir avanzando en el segmento terciario y en la demanda emergente de negocios como el co-living, las residencias de estudiantes y el hotelero, particularmente para proyectos llave en mano.

Por su parte, FCC Inmobiliaria tiene asegurada la financiación suficiente a través de un aval bancario para atender al pago de la oferta, según consta en la documentación remitida a la CNMV. El grupo explica que la oferta ha sido calculada sobre la base de que Metrovacesa “no realice un reparto de dividendos u otra distribución a sus accionistas con anterioridad a la liquidación de la oferta” y sin considerar tampoco el dividendo que anunció la compañía en la presentación de resultados de 2021 y cuya cuantía estaba pendiente de concretarse. “En el supuesto de que Metrovacesa lleve a cabo dicho dividendo o cualquier otra retribución al accionista antes de la liquidación de la oferta, la contraprestación establecida (esos 7,8 euros por acción) se ajustará, reduciéndose en un importe igual al importe bruto por acción de dicho dividendo”. La oferta, detalla el documento, supone una prima a los accionistas del 16,48% con respecto al precio medio ponderado de cotización de Metrovacesa del primer trimestre del año y un 11,29% respecto al semestre anterior al 22 de marzo.

La operación consolida una tendencia que ya se veía. Para Samuel Población, director nacional de Residencial y Suelo de CBRE, la mayor concentración empresarial tendrá continuidad en los próximos años. “Veremos nuevas operaciones corporativas y entradas de grandes capitales en sociedades cotizadas. De este modo nos aproximamos más a una configuración del sector propia de países anglosajones o de economías más desarrolladas en la UE”.



Sobre la firma

María Fernández

Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS