Repsol

La CNMC multa a Repsol con 850.000 euros por incumplir dos compromisos en la compra de Petrocat

La petrolera quebrantó la obligación de aprovisionarse de terceros operadores y de remitir un informe anual sobre el complimiento de los compromisos asumidos en la operación, anunciada en 2014

Una estación de servicio de Repsol equipada con paneles solares.
Una estación de servicio de Repsol equipada con paneles solares.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto este lunes una multa de 850.000 euros a Repsol por incumplir dos de los compromisos que la empresa presentó voluntariamente para que el regulador le autorizara la compra de la Societat Catalana de Petrolis (Petrocat) en 2014. En concreto, la petrolera española incumplió la obligación de Petrocat de aprovisionarse de terceros operadores en una cantidad mínima anual acordada con el fin de evitar un cierre de mercado a terceros proveedores y la de remitir a la CNMC el informe periódico anual sobre el cumplimiento de los compromisos correspondiente a 2015.

Más información

La Comisión subraya que el incumplimiento de los compromisos a los que se subordinan las operaciones de concentración entre empresas constituye una infracción muy grave de la Ley de Defensa de la Competencia. Hace dos años y medio, la propia CNMC ya le abrió un expediente a Repsol por indicios de incumplimiento de los requisitos pactados.

En abril de 2014 la CNMC autorizó a Repsol a hacerse con el control de Petrocat mediante la compra del 45% que era propiedad de Cepsa. Por aquel entonces, Repsol ya contaba con otro 45% de la sociedad, mientras que el 10% restante estaba en manos del Institut Catala d’Energia, un organismo público dependiente de la Generalitat.

La Comisión aprobó su toma de control, aunque subordinada a una serie de compromisos presentados voluntariamente por Repsol para solucionar los problemas de competencia detectados. Entre otros, la venta de 23 gasolineras (22 en Cataluña y una en Madrid) para no incrementar su red en la primera comunidad o el aprovisionamiento mínimo de combustible a través de terceros operadores en las estaciones gestionadas por Petrocat.

El principal objetivo era asegurar que operadores distintos a Repsol aprovisionaran un mínimo anual de combustibles a Petrocat. De esta forma, se favorecería que hubiera suministradores en el mercado mayorista que ejercieran presión competitiva sobre la refinería de Repsol en Tarragona y su presencia en los mercados de ventas directas en Cataluña en su conjunto.

Casi ocho meses de retraso

Tras la investigación iniciada en 2018, la CNMC ha acreditado que en 2015 el aprovisionamiento mínimo anual de combustible por parte de terceros operadores en las estaciones de Petrocat estaba entre un 30% y un 40% por debajo del mínimo pactado. No obstante, el regulador reconoce que en 2016 dicho aprovisionamiento sí fue superior al mínimo exigido.

Además, señala que Repsol envió con casi ocho meses de retraso, y solo tras el requerimiento de la CNMC, la declaración anual del volumen de producto adquirido por Petrocat procedente de operadores distintos de Repsol o sociedades del grupo.

El regulador recuerda que contra esta resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponer recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional, en un plazo máximo de dos meses.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50