Emprendedores

Interioristas a golpe de clic

Koduz factura 200.000 euros gracias a sus planes económicos para redecorar el hogar

Equipo de la empresa Koduz.
Equipo de la empresa Koduz.

El auge del comercio electrónico ha venido acompañado del surgimiento del cliente como pequeño agente publicitario. Comparte opiniones más que nunca y de ellas depende en ocasiones el éxito de una empresa. “El interiorismo”, dice el inversor y emprendedor catalán Ángel García, “es uno de esos sectores donde la prescripción del comprador resulta determinante”. En 2017, se asoció bajo esa premisa con el también emprendedor Richard Lagrand, colaborador suyo en el aterrizaje un año antes en Barcelona de la incubadora Startupbootcamp, para, con una inversión inicial de 50.000 euros, crear Koduz, dedicada a la realización online de planes para decorar el hogar. Una idea que se asienta en la “personalización al máximo” y la “consiguiente reacción online” positiva que esperan de los compradores.

Koduz ofrece planes a un precio fijo de 99 euros. “Hacemos unos 40 mensuales”, asegura García. El proceso es sencillo: el comprador rellena un extenso cuestionario gráfico para perfilar sus preferencias estéticas, un software que agrega “más de 14.000 productos” le devuelve tres propuestas y, sobre ellas, el cliente realiza las modificaciones que desee. “En apenas 25 minutos sintetizamos dos horas de sesión con un interiorista”, argumenta el empresario. Su modelo de negocio, sin embargo, no se asienta en este servicio, sino en vender a precio de mercado los muebles de alguna de esas tres propuestas y que ellos obtienen a precio de distribución. “Por esa razón, que el cliente nos reconozca también como un agregador de compra es algo fundamental para nosotros”, afirma García.

El empresario asegura que un 75% de sus clientes realiza ambas acciones, lo que les ha permitido facturar 200.000 euros en 2019 y situarse “próximos a entrar en ganancias”. Koduz tiene cinco empleados y desde su nacimiento ha realizado únicamente una ronda de inversión de 250.000 euros, en la que sumaron a una decena de inversores próximos a sus socios fundadores. Están en crecimiento y aseguran haber superado en seis meses los ingresos del año pasado, aunque en el horizonte asoman algunos peros. El 40% de su facturación procede de propietarios de viviendas turísticas y ese cliente “casi ha desaparecido”. Algunos han convertido esas viviendas en espacios de coliving —alojamiento para estancias más largas — y eso les ha traído algún beneficio. García también reconoce que las ventas de mobiliario no han aumentado tanto como los compradores de sus planes en los últimos meses.


Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50