La movilidad sostenible, clave para la recuperación económica

Proyecto Zero debate el papel del transporte y la logística en esta recuperación

El mundo no ganará la batalla contra el cambio climático si no avanza hacia una movilidad sostenible. El transporte se ha convertido en la piedra en el zapato que ha impedido que nos acerquemos a los objetivos de reducción de gases contaminantes. Mientras que otros sectores, por ejemplo, la producción de energía y la industria, han reducido sus emisiones desde 1990, las del transporte han aumentado. La crisis sanitaria, sin embargo, le da la oportunidad de acelerar su transformación hacia un modelo limpio gracias a la apuesta por una recuperación verde en la que se ha sumergido Europa. Esta es una de las conclusiones a la que han llegado diversos expertos que han participado en la tercera sesión del foro Proyecto Zero, organizado por EL PAÍS e Iberdrola y con la colaboración de Correos.

“La covid-19 es una oportunidad para remodelar el sector”, ha dicho Jari Kauppila, director de la oficina de análisis cuantitativo de políticas y prospectiva del Foro Internacional de Transporte, una organización intergubernamental de la OCDE. Hoy, son más las familias, las administraciones públicas y las empresas que se decantan por la compra de un vehículo eléctrico, ha comentado Diego Díaz, responsable del programa internacional de startups Iberdrola–Perseo. “Este mes vamos a llegar a nueve millones de vehículos eléctricos circulando en todo el mundo… Hace cinco años teníamos aproximadamente 900.000. Esto es un crecimiento exponencial”, ha destacado durante su participación.

La crisis sanitaria ha sido un punto de inflexión y ha hecho incrementar la conciencia de la gente hacia determinados problemas, por ejemplo la calidad del aire en nuestras ciudades. Muestra de ello es el número de matriculaciones de eléctricos que se han dado en los últimos meses. “En agosto se han casi triplicado con respecto al año anterior”, ha mencionado Arturo Pérez, director gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE).

Pero no todo pasa por el coche eléctrico. “Obviamente está en el centro, pero no todos los problemas de movilidad en las ciudades se solucionan por cambiar un coche”, ha indicado Carlos Bergera, responsable de relaciones externas de Smart Mobility de Iberdrola. El experto ha explicado que las ciudades tienen también que adoptar nuevos sistemas de digitalización. “Una ciudad más inteligente ayudará a la movilidad”, ha destacado. En esta búsqueda por tener un mejor planeta, uno de los actores clave es la logística, uno de los sectores que se han avivado con el confinamiento, debido al diluvio de las compras online. “Nadie estaba preparado para una situación como la que hemos vivido”, ha afirmado Elena Fernández, subdirectora de relaciones internacionales, RSC y sostenibilidad de Correos. “[La pandemia] nos hizo cambiar de un día para otro toda la red logística que teníamos”, ha subrayado Fernández durante el evento.

Esa transformación ha llegado para quedarse, al igual que las compras por internet. Ello implica un mayor tráfico y por ende una mayor contaminación. “En las ciudades hay muchos agentes: se reparten mercancías, hay transporte público, hay recogida de residuos, hay emergencias, hay un montón de cosas que están pasando”, ha señalado Ramón García, director de innovación y proyectos del Centro Español de Logística (CEL). Hoy, la logística es un actor esencial de la ciudad y como tal debe ser considerada como parte del plan urbanístico y el desarrollo de las calles para dimensionarlas a los autos de carga y descarga, ha dicho García.

Pero lo más importante, en pro del medioambiente, es reflexionar sobre aquello que compramos vía web, ha subrayado Fernández. “Hay que ser conscientes de lo que se pide para después no devolverlo, aunque es un derecho que tenemos”, ha espetado. Por ejemplo, en EE UU, el transporte de las devoluciones genera 15 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono al año, ha mencionado May López, directora de Desarrollo de Empresas por la Movilidad Sostenible y profesora de EAE Business School, con base en un estudio realizado por Optoro, una firma de tecnología. “Hay que repensar nuestros hábitos de consumo” ha mencionado durante su participación en las jornadas de Proyecto Zero.

Proyecto Zero es un espacio para escuchar casos de éxito en la lucha contra el cambio climático y debatir sobre los retos que el desafío ambiental y su respuesta abren en los diferentes sectores económicos y sociales en el momento actual, clave para la reconstrucción tras la crisis económica ocasionada por la covid-19. A través de cinco eventos, Proyecto Zero busca inspirar y poner en valor los proyectos a favor de la sostenibilidad como modelo para el crecimiento y la reconstrucción económica.

Lo más visto en...

Top 50