El discurso de Sánchez satisface a los empresarios

Algunos ejecutivos respaldan los acuerdos, pero creen que será difícil que el PP apoye los Presupuestos

Pedro Sánchez conversa con la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, en presencia de Pablo Iglesias, en La Casa de América en Madrid.
Pedro Sánchez conversa con la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, en presencia de Pablo Iglesias, en La Casa de América en Madrid.Mariscal (EFE)

Responsabilidad, unidad, motivación y consenso. La mayor parte de los empresarios consultados coincide en resaltar la llamada para participar en la reconstrucción nacional con los fondos europeos hecha por el presidente, Pedro Sánchez. Bajo el ruego casi generalizado de guardar el anonimato, prácticamente todos valoran la intervención como positiva y necesaria, y respaldan los acuerdos políticos, aunque subrayan que el PP está para hacer oposición y ven difícil el consenso en los Presupuestos. A los empresarios les sorprendió, no obstante, que Sánchez, después de saludar al más del centenar de asistentes, apenas se quedara a cambiar impresiones tras un discurso que aplaudieron no solo por educación. “Es un paso necesario”, comenta uno. Otro destaca la importancia del mensaje “integrador”, al tiempo que “la frescura y seguridad” de Sánchez para transmitirlo durante una hora “sin usar papeles”.

“Los mensajes son acertados, es lo que corresponde en estos momentos”, corrobora un gran empresario, que añade que “el reto está en la capacidad de ejecución a corto plazo y en crear la confianza que lleve al consenso entre los grupos políticos”. “La música suena bien, ahora hay que ponerle letra sin usar ideologías”, apunta uno de los presentes. En ese encuadre se ubican las declaraciones de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, a La Sexta a la salida del acto: “Ha estado muy bien, yo creo que es fundamental que trabajemos todos juntos, como ya hemos dicho muchas veces. Es un reto, pero también una gran oportunidad de reconstruir todos juntos una economía más sostenible”. Y un directivo subraya: “Los ejes de acción están claros, los ha marcado la UE [transición energética y transformación digital] y hoy el presidente lo ha apuntado con claridad. Hay que pasar a la acción. Proponer proyectos, trabajar e invertir. Es lo que demanda la sociedad y a lo que debemos dedicar nuestros esfuerzos”.

Buscar complicidad

También hubo críticas, aunque en menor cantidad. “La parte escénica ha sido curiosa, pero nos han dado un mitin y te vas con algunas referencias que a los empresarios nos sobran”, dice uno de los menos convencidos, que continúa: “Unos arrancaban en Rodiezmo y otros han escogido esta fórmula”, ironiza. Otro asistente señala que no se les escapa que la intención del presidente es buscar entre ellos la complicidad para presionar al PP y que este participe en el pacto de reconstrucción nacional. “Era el motivo principal” de la invitación al poder económico, dice. A su juicio, “resulta difícil lograr que el PP apoye los Presupuestos”, como también pidió la vicepresidenta Calviño en la inauguración del curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander con el patrocinio del BBVA. Para otro de los asistentes, “las cálidas palabras del presidente ni presionan ni despresionan al PP, que lo que tiene que hacer es oposición y que ya hablará cuando deba”. No obstante, apostilla que “ojalá hablen, pero hablar también significa escuchar y eso es lo que tienen que hacer el Gobierno y la oposición y luego plantear los acuerdos y pedirnos respaldo”. “Deberían alcanzar acuerdos en temas concretos en los que es difícil decir que no, como educación o sanidad; pero en Presupuestos, el PP casi tiene la obligación de negarse porque no puede votar con Podemos o ERC por las exigencias que hacen sobre todo en materia impositiva”, remarca otro consultado, que remacha que “a este paso los Presupuestos de Montoro van a ser eternos”.

Pese al rechazo empresarial a los postulados de Podemos, tampoco les pasó inadvertido el mensaje de permanencia del actual Gobierno de coalición que hizo Sánchez, así como los esfuerzos de los representantes de dicho grupo en el acto (empezando por Pablo Iglesias) por agradar a los empresarios. En este punto, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, critica que “si estamos en una de las democracias más avanzadas del mundo [según palabras de Sánchez], no se entienden algunas declaraciones de miembros del Gobierno que desestabilizan el sistema como meterse con la monarquía parlamentaria, eso da poca confianza”, en clara referencia a los socios de Sánchez en el Ejecutivo. Por su parte, Alfredo Bonet, secretario general del Círculo de Empresarios, destacó que el plan de Sánchez es incompleto porque no hace hincapié en las reformas estructurales que hacen falta para generar empleo y sostener el sistema de bienestar.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS