La campaña de la Renta bate récord tras los avisos por cuentas en el extranjero

Hacienda explota 1,5 millones de ficheros bancarios de contribuyentes españoles facilitados por los países de la OCDE

Una sede de la Agencia Tributaria.
Una sede de la Agencia Tributaria.

Contra todo pronóstico, la campaña de la Renta ha ido mucho mejor de lo esperado. Ha habido un “excepcional aumento de los ingresos en la declaración anual del IRPF cuyo plazo de presentación terminó en los primeros días de julio”, señala la Agencia Tributaria en su último informe de recaudación de julio. Lo normal es que en el conjunto de la declaración anual Hacienda devuelva más de lo que recibe. Aunque se intenta que las retenciones estén bien calculadas y tomen la cantidad justa, luego hay que aplicarles las deducciones, y eso provoca que al final, en el total, la Agencia Tributaria suela devolver. Sin embargo, este año el saldo ha sido favorable para las arcas públicas. Los ingresos declarados que no están sometidos a retención han superado las devoluciones a los contribuyentes.

Y lo han hecho a pesar de varios factores que jugaban en contra. La evolución de la Bolsa fue bastante negativa. Y entraban en vigor diversas deducciones por discapacidad, guardería o familia numerosa que rebajan la liquidación de los contribuyentes, aumentando las devoluciones. Eso hizo que la Agencia Tributaria esperase para esta campaña de Renta una caída de los ingresos del 2,1%, y que el resultado neto previsto fuese una devolución de 300 millones de euros. Sin embargo, al cierre de la declaración Hacienda ha tenido una sorpresa muy positiva. De momento, con el pago hasta junio, los ingresos de la campaña de Renta crecen un 15,6%. Y la estimación, ya con la declaración en la mano y por lo tanto muy fiable, es que una vez se complete el pago fraccionado de noviembre se registre un ingreso neto por valor de unos 1.100 millones de euros.

Más información

Con datos hasta 1995, solo en las campañas de 2017 y 2006 salió también a ingresar para el Fisco: 365 millones y 454 millones, respectivamente. En 2006 fue por el gran comportamiento de la Bolsa. En esta ocasión, el informe de la Agencia Tributaria apunta dos motivos: “El impacto que han tenido sobre las rentas declaradas la campaña de avisos a contribuyentes realizadas por la Agencia Tributaria en base a información de terceros (que se concreta en crecimientos anormalmente altos en las rentas del capital mobiliario)”.

Esta práctica se basa en que los países de la OCDE están ya compartiendo información bancaria, de forma que la Agencia Tributaria conoce ahora si una persona tiene una cuenta corriente en uno de esos Estados y, con algo más de retraso, cuánto hay en ella. Aprovechando esos datos, el Fisco comunica al contribuyente que sabe de la existencia de la cuenta y que va a recibir el detalle del saldo. Como consecuencia, con tal de evitar una paralela, los contactados declaran esas rentas.

Según explican fuentes conocedoras, la Agencia que dirige Jesús Gascón se encontró con un millón y medio de ficheros bancarios que no tenía capacidad de gestionar uno por uno. Por ese motivo, se decidió lanzar advertencias. “Estas cifras demuestran que la colaboración internacional y la política de avisar previamente antes de declarar funciona”, explica el inspector de Hacienda Francisco de la Torre. Otras campañas recientes de avisos han sido los destinados a propietarios de viviendas no declaradas y los remitidos a autónomos, en los que se comparaban los resultados que declaraban con medias del sector.

El otro motivo que menciona la Agencia es “el excepcional crecimiento de las ganancias patrimoniales (la mayor parte de las cuales no están sujetas a retención)”. En concreto, ha subido mucho la venta de viviendas con plusvalías, con un incremento del 25% de lo ingresado por este concepto, y las ganancias de ventas de acciones que no cotizan, cuya recaudación se dispara cerca de un 70%. Además, aumenta con fuerza lo obtenido por dividendos declarados, algo más de un 30%. Por otra parte, está desapareciendo la deducción más potente del IRPF, la de la vivienda, disminuyendo las devoluciones.

“Hay que resaltar que la positiva evolución de los resultados de la declaración anual del IRPF no es una novedad por cuanto en 2017 y 2018 estos ingresos también tuvieron una aportación significativa al crecimiento de la recaudación global”, recuerda la Agencia Tributaria.

Sobre la firma

Antonio Maqueda

Periodista de la sección de Economía. Graduado en Periodismo en la Universidad de Navarra y máster por la Universidad de Cardiff, ha trabajado en medios como Cádiz Información, New Statesman, The Independent, elEconomista y Vozpópuli.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción