Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMC da la razón a Telefónica frente a Vodafone en la ‘guerra del fútbol’

El regulador archiva las denuncias contra Movistar por las promociones que realizó el verano pasado para captar clientes de su rival

Promoción en una tienda de Movistar en Madrid.
Promoción en una tienda de Movistar en Madrid.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha archivado las denuncias presentadas por Vodafone contra Telefónica por las promociones realizadas por esta esta compañía el pasado verano con el fin de captar sus clientes en plena guerra del fútbol, según la resolución a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

La denuncia de Vodafone acusaba a Telefónica de llevar a cabo campañas promocionales entre los meses de agosto y septiembre de 2018 como mecanismo de represalia contras los operadores que no daban fútbol, y en particular a Vodafone, que renunció expresamente a ofrecer la Champions y El Partidazo.

La negativa a participar en la oferta mayorista de canales de fútbol para la temporada 2018-2019, que comercializa Telefónica, incrementó notablemente la factura de los dos operadores (Movistar y Orange) que sí ofrecieron todas las competiciones. A consecuencia de la decisión de Vodafone de excluir el fútbol de su programación, sus dos rivales lanzaron agresivas campañas comerciales para captar a los clientes de televisión de pago de su competidor, en lo que se conoció como la nueva guerra del fútbol.

Vodafone denunció que con esta estrategia Telefónica pretendía incrementar su posición en el mercado minorista de banda ancha fija apalancándose en el relativo poder de mercado del que goza en la televisión de pago, y que la campaña promocional tuvo un impacto inmediato y muy notable sobre su base de clientes, con especial incidencia en aquellos que contratan contenidos de fútbol, provocando una fuga hacia la oferta de Movistar.

Ofertas replicables

Vodafone llevará el asunto a la Audiencia Nacional

En concreto, la denuncia se refería al regalo del componente audiovisual Premium de los paquetes Fusión de alto valor hasta diciembre de 2018; y a las promociones consistentes en el descuento del 50% de la cuota mensual de los empaquetamientos Fusión Series 100Mb, Fusión Series 600Mb, Fusión+2 600Mb Ocio Total, Fusión +2 Fútbol Total, Fusión 600Mb Premium y Fusión+4 600Mb Premium durante un año.

Sin embargo, la CNMC considera en la resolución, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, que no existen evidencias de que Telefónica haya incumplido la regulación contenida en las resoluciones de los mercados de banda ancha y del llamado test de replicabilidad (ERT), el control que deben superar los precios de los servicios mayoristas de fibra para determinar si los operadores alternativos que utilicen estos servicios pueden ofertar en el mercado unos productos minoristas de características y precios similares a los de Telefónica.

Consecuentemente, la CNMC archiva la denuncia de Vodafone al no haber quedado acreditado que las promociones que realizó Telefónica supongan un incumplimiento de las obligaciones de comunicación de ofertas minoristas; impliquen la comercialización de una oferta minorista de carácter no indefinido de duración superior a doce meses; o supongan una discriminación abusiva de precios en los términos establecidos en la regulación.

El regulador rechaza los argumentos empleados por Vodafone, que defendía que el esfuerzo promocional de Telefónica iba encaminado a convencer a los clientes que no tendrían otra alternativa que acudir a sus paquetes para acceder al fútbol, cuando sí existía una oferta alternativa de productos de banda ancha fija con estos contenidos (específicamente, la de Orange). También recuerda que Vodafone obvió que durante los meses de agosto y septiembre se caracterizaron por un fuerte aumento de las promociones de todos los operadores, y no solo de Telefónica.

La CNMC desestima asimismo la solicitud de Vodafone de modificar el tratamiento que reciben las ofertas minoristas de carácter no indefinido en el marco del test de replicabilidad de los productos de banda ancha residencial de Telefónica.

Vodafone ya había solicitado el 10 de agosto de 2018, que la CNMC suspendiera cautelarmente las promociones denunciadas. El regulador rechazó entonces estas medidas y ahora resuelve definitivamente sobre el caso, por lo que a Vodafone solo le quedaría la vía judicial. De hecho, la operadora ya ha anuncuado que llevará el asunto a la Audiencia Nacional al considerar injusta la resolución del regulador, informarron en fuentes de la compañía.

La batalla se desplaza a Internet

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >