Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oficina de objetos perdidos del futuro

Foundspot ha desarrollado un sistema con el que las personas que extravían algo pueden conectar con aquellas que lo encuentran

Montaje de Foundspot con su logotipo en un avión. La compañía ha creado un servicio para encontrar objetos perdidos.
Montaje de Foundspot con su logotipo en un avión. La compañía ha creado un servicio para encontrar objetos perdidos.

Todo el mundo los busca, pero en realidad muy pocos los han visto. Se han convertido en casi una rara avis en toda Europa. De allí que los billetes de 500 euros (que se dejaron de imprimir a principios de este año) sean conocidos como “los bin laden”, haciendo referencia al largamente perseguido terrorista yihadista. En Alcobendas, sin embargo, apareció uno hace tiempo. “Lo encontró una persona en el suelo de un negocio y lo entregó a la Oficina de Objetos Perdidos”, relata Antonio Pardo, jefe de la policía local de ese Ayuntamiento madrileño. Como nadie lo reclamó, después de tres años, fue devuelto a quien lo halló, detalla Pardo.

Anualmente llegan al consistorio, ubicado al norte de la capital española, más de 1.200 objetos que han sido extraviados. De ellos, solo se suelen entregar un tercio a sus dueños legítimos, dice el jefe de la policía. Carteras, ropa, mochilas, relojes, ordenadores, tabletas y móviles son los artículos que atestan las estanterías. Desde enero de este año se ha encontrado una solución para conectar, casi al instante, con las personas que han perdido alguna pertenencia con quien lo ha encontrado. Al menos eso es lo que buscan los cuatro fundadores de Foundspot, una aplicación que quiere convertirse en la Oficina de Objetos Perdidos del futuro. “En un mundo tan avanzado podemos hablar con cualquiera en cualquier lugar del planeta, pero ¿por qué no es posible conectar al instante con las personas que han perdido algún objeto con quien lo ha encontrado?”. Esa fue la pregunta que lanzaron los forjadores del proyecto cuando se aventuraron al desarrollo de la idea. Hoy, su empresa ayuda a encontrar artículos olvidados en los vuelos de grupo Iberia (Iberia, Iberia Express, Vueling o Air Nostrum) y en los taxis de Madrid.

La idea de esta solución comenzó a maquinarse en 2014. En 2017 iniciaron la comercialización de la herramienta entre las grandes empresas y administraciones públicas. “Empezamos con una plataforma gratuita, que hoy sigue en funcionamiento, pero ahora nuestro foco está en la versión de pago”, explica José Postigo, consejero delegado de la firma y uno de sus creadores. En 2018, su primer año completo en operación de su versión para empresas, Foundspot facturó casi 150.000 euros. La firma —en la que han invertido 20.000 euros y que da empleo a 13 personas— ha logrado beneficios. “Son anecdóticos, dado que prácticamente la totalidad de los ingresos se han invertido en añadir funcionalidades a la plataforma”, afirma Postigo. Pero este año espera ir viento en popa.

Desde enero de 2019, el Ayuntamiento de Alcobendas se ha unido a la lista de clientes de la compañía. Foundspot, de hecho, es un viejo conocido del consistorio. La firma creció allí gracias un programa de aceleración (StartUp Alcobendas), el cual impulsa a empresas tecnológicas emergentes. “La plataforma funciona gracias a un algoritmo que trabaja para buscar coincidencias entre registros de cosas perdidas y registros de cosas encontradas. Y en un instante se hace la conexión entre quien pierde y quien encuentra”, explica Postigo.

José Postigo, fundador.
José Postigo, fundador.

Por ejemplo, una persona que ha perdido algo lo primero que tiene que hacer es entrar a la página de objetos perdidos (tanto de Iberia como del Ayuntamiento de Alcobendas) y dar algunos detalles del artículo extraviado. Al final, se deberá proporcionar un correo electrónico. Pero esta es la primera parte de la historia. Por otro lado, las empresas que han contratado la aplicación deben igualmente clasificar los objetos encontrados en la plataforma.

De esta manera, el sistema hace una especie de “match” cuando las características del objeto coinciden y envía un correo electrónico al usuario para que recoja su articulo extraviado o se proceda a su envío a cualquier destino del planeta. “Estamos automatizando los procesos”, dice Postigo. Actualmente, más de 500 personas al día entran a la plataforma de Foundspot, a través de las distintas compañías con las que trabajan. “Nuestra idea es consolidarnos en el sector del transporte, aerolíneas principalmente, y en el sector público (ayuntamientos). Pero nos gustaría expandirnos al sector hotelero”, concluye el consejero delegado de la empresa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >