Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa se muestra proclive a comprar activos de EDP y Viesgo

El grupo eléctrico gana 363 millones hasta marzo, un 2,4% menos

Detalle de la fachada de la sede social de la empresa eléctrica Endesa. EFEArchivo
Detalle de la fachada de la sede social de la empresa eléctrica Endesa. EFE/Archivo EFE

Endesa se ha mostrado proclive a adquirir activos de la portuguesa EDP en la Península Ibérica y los que Viesgo no vendió a Repsol y todavía están bajo su control, según reconoció ayer el consejero delegado del grupo, José Bogas, en una conferencia con analistas. El grupo eléctrico obtuvo un beneficio neto de 363 millones de euros, lo que representa una caída del 2,4% frente al mismo periodo del ejercicio anterior. No obstante, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la energética aumentó un 5,5% y se situó a cierre de marzo en 928 millones.

La compra de activos forma parte de su plan de crecimiento, aunque, según señaló Bogas, cualquier posible operación de compra dependerá del precio y de “la creación de valor para sus accionistas”. Añadió que el grupo está “más interesado” actualmente en activos de distribución y renovables, descartando por completo la compra de ciclos combinados.

El directivo afirmó que la empresa analizará las desinversiones adelantadas por EDP en la última actualización de su plan estratégico, en el que anunció la venta de activos por 2.000 millones en la Península Ibérica, “en busca de potenciales activos de generación”. Al respecto, manifestó que las centrales hidroeléctricas en Portugal de EDP pueden encajar estratégicamente para Endesa, “dado que ya estamos expuestos a este mercado y está integrado con el mercado español”. En la misma tesitura se ecnuentra la compraventa de activos de Viesgo, propiedad del fondo australiano Macquarie y Wren House Infraestructures Management.

Bogas subrayó también que la empresa estima en 50 millones el impacto anual del cierre de las nucleares acordadas por el Gobierno socialista. Respecto a la posibilidad de algún cambio en la política energética afirmó que no prevé “ningún cambio material o relevante” tras los resultados electorales porque existe consenso entre los principales partidos en el compromiso con los objetivos a 2030 de la UE en transición energética y cambio climático.

El grupo presento ayer resutlados del primer trimestre, en los que redujo el beneifio neto un 2,4%, mientras que el beneficio operativo (EBIT) también se incrementó, un 2,8%, hasta los 522 millones. Los ingresos de la eléctrica alcanzaron los 5.085 millones, 84 inferiores (-1,6%) al primer trimestre de 2018.

Según el grupo, estos resultados recibieron el impacto de los costes financieros debido a la actualización financiera de las provisiones para la optimización de la plantilla y el desmantelamiento de instalaciones. “Las amortizaciones y pérdidas por deterioro en el primer trimestre han ascendido a 406 millones con un aumento del 9,1% respecto del mismo periodo del ejercicio anterior”, explicó la empresa. También señaló las desfavorables condiciones de mercado que han afectado tanto al negocio del gas como al de electricidad, aunque se han reducido costes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información