Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los novatos rejuvenecen los consejos

Uno de cada tres administradores nombrados en las empresas cotizadas en 2017 asumía el cargo por primera vez con una edad media de 57 años

Los órganos de decisión de las empresas se renuevan con perfiles más jóvenes e internacionales. 
Los órganos de decisión de las empresas se renuevan con perfiles más jóvenes e internacionales. 

Novatos y sin experiencia. Así son los administradores que están entrando en los consejos de administración de las compañías cotizadas españolas cuando la renovación llama a su puerta. De los 277 nombramientos que tuvieron lugar en los órganos rectores de las empresas que fluctúaron en Bolsa en 2017, el 35% lo fueron por primera vez, según el estudio Los nuevos consejeros, elaborado por la firma de selección de directivos Korn Ferry. El cazatalentos ha realizado un retrato robot de estos consejeros no ejecutivos que están rejuveneciendo e introduciendo diversidad en los órganos de decisión corporativos: son mayoritariamente independientes (61%), tienen una media de edad de 57 años, más baja de lo habitual, y compaginan esta labor con su actividad ejecutiva al frente de las compañías en que trabajan (72%).

Los novatos rejuvenecen los consejos

La llegada de estos perfiles es un cambio de tendencia que también se está apreciando en otros países, asegura Nicolas Huss, consejero de Amadeus, que forma parte de esta nueva hornada. A su juicio, el cambio responde a la aceleración de la digitalización de la economía, la internacionalización de las estructuras empresariales, la creciente presión regulatoria y la presencia más activa de los inversores en los mercados de capitales. “La velocidad de los cambios es brutal y por ello es muy normal que las nuevas generaciones tengan más protagonismo”, aprecia Huss.

Profesionalización

Antes era muy distinto, explica Loreto González, socia de Korn Ferry, responsable de la selección de consejeros, pues los directivos llegaban a los órganos de decisión cuando habían acabado su carrera profesional, “en busca de reconocimiento, representación o remuneración”. Hoy, sin embargo, uno de cada tres administradores (98) ejerce como tal en la mejor etapa de su vida profesional, la más eficiente, y es porque las empresas están reclamando asesores que bajen a la arena. Los consejos de administración se están profesionalizando.

Alberto Terol, consejero de Indra e IAG, cree que ha habido una evolución notable en los órganos de decisión de las compañías españolas hacia esa profesionalización. Si hasta hace apenas cinco o diez años existía la tradición de que el presidente o el consejero delegado de una compañía tuvieran una participación muy activa en el nombramiento de los consejeros independientes, explica, “lo que era un disparate; ahora se ha profesionalizado la búsqueda de administradores. La comisión de nombramientos ha asumido mucho protagonismo y es sanísimo”.

Se están buscando perfiles de profesionales más jóvenes sin experiencia, confirma. De hecho, están llegando a los consejos donde se sientan. “Un consejo de administración no tiene que ser una gerontocracia. Ha de ser equilibrado y, con la digitalización, es conveniente trufarlo incluso con gente que está en la treintena y sabe abordar esa transformación radical que vivimos”, aprecia Terol y comparte Huss.

Resulta curioso, sin embargo, que, a pesar de ser más jóvenes, solo un 20% de la nueva hornada de consejeros sabe de digitalización, según el informe de Korn Ferry. “Haber trabajado en Amazon se valora menos que la experiencia internacional o la gestión de compañías complejas”, indica la socia del headhunter. Es más importante la experiencia previa en empresas cotizadas (que posee el 63%) y el conocimiento internacional (el 34%). El 62% de los consejeros noveles ha sido miembro de algún comité de dirección y el 81% consejero delegado.

Sobre el terreno

Se les exige más, más involucración, que conozcan el negocio y bajen al terreno, según el cazatalentos. “Hoy en día es vital entender las implicaciones prácticas de cualquier decisión operacional”, aprecia el consejero de Amadeus. Si en 2016 el 65% de los consejeros que se estrenaban en las empresas del Ibex y del mercado continuo tenían experiencia, en 2017 solo son el 26%. Y eso para expertos como Tomás Garicano, director del Centro de Buen Gobierno de IE Business School, es un error, puesto que la experiencia es lo que da tranquilidad a los consejos de administración.

Además de ser más jóvenes, los consejos de administración se están volviendo más diversos, tal y como reclama la regulación. “El concepto de diversidad es muy interesante. Y no solo de género. Un 32% de los administradores que se estrenan no son españoles y, por tanto, tienen otra forma de visualizar la gestión empresarial que enriquece a la organización”, opina Loreto Gónzaléz. El 38% de los nombramientos son de mujeres y también hay millennials, de hecho, uno de cada cuatro administradores tiene menos de 50 años, resalta el informe.

¿Qué aportan estos consejeros a los órganos de decisión corporativos? “Una visión más fresca y pegada a la realidad y más independiente”, asegura Loreto González. ¿Y qué les convence a ellos para fichar como administradores? La capacidad de aportar valor y la reputación de la compañía son los argumentos a los que dan más importancia a la hora de aceptar el trabajo, que ya no se percibe como una bicoca, según Alberto Terol, debido a la responsabilidad que comporta. Las empresas que más consejeros nombraron el año pasado fueron Siemens Gamesa, Gestamp, Clínica Baviera, Duro Felguera, Neinor, Repsol, Red Eléctrica y Unicaja Banco.