Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una subida distorsionada

Las ventas de automóviles se disparan un 19,3% en julio por la nueva norma de emisiones WLTP

El Nissan Qashqai, líder de ventas en julio en España.
El Nissan Qashqai, líder de ventas en julio en España.

La entrada en vigor de la nueva norma WLTP de homologación de consumos y emisiones, mucho más exigente que la NEDC actual, está provocando la venta acelerada de los modelos en stock no homologados, que a partir del 1 de septiembre no podrán superar el 10% de las matriculaciones totales de cada marca.

Renault recupera el ritmo

La marca francesa ha recuperado la iniciativa en junio con un fuerte tirón de ventas, y se ha situado líder con 900 unidades de ventaja sobre Volkswagen y 2.300 sobre Seat. "Como ha pasado en los últimos años, tras una primera parte más tranquila, a partir de junio entramos en fase de aceleración de ventas para recuperar mercado. Normalmente, entregamos más tarde las unidades de rent a car y no avanzamos como los demás hasta que no se regularizan", destaca Iván Ségal, director general de Renault Iberia.

La situación es diferente según cada fabricante, porque unos han hecho los deberes antes que otros. "Basta seguir las campañas publicitarias en los medios de comunicación para detectar quién está más afectado", señala un ejecutivo que prefiere no identificarse. "El fenómeno puede agudizarse en agosto, porque casi todo lo que no se haya vendido habrá que matricularlo para sacarlo después como kilómetro cero o coche usado", añade. El resultado es que este mes puede ser el mejor en mucho tiempo para cambiar de coche, al menos si se está dispuesto a contentarse con lo que haya en el concesionario.

Una subida distorsionada

Esta situación está distorsionando las ventas y es la principal responsable del 19,3% de aumento de julio. De hecho, la subida se ha concentrado en las matriculaciones de empresas, (+29,5%) y alquiladoras (+31%), las más sensibles a operaciones agresivas de las marcas. Las de particulares, más transparentes, se han quedado en la media del año (+10,5%). "La presión de las marcas por liquidar se refleja en el canal de empresas, porque se está liquidando stock con las grandes mayoristas de renting, y recoge asimismo muchas automatriculaciones de kilómetro cero. Y se aprecia también en las de rent a car, con entregas con compromiso de recompra", señala el directivo del sector.

Una subida distorsionada

Con tantos condicionantes, las ventas de julio son poco representativas, aunque suponen un golpe de efecto para Renault y Volkswagen, que recuperan terreno a Seat. Además, destaca el quinto puesto de Nissan y sobre todo el sexto y séptimo de Audi y Fiat, las tres curiosamente, con un fuerte tirón de ventas a alquiladoras: 1.756 unidades la japonesa, casi 1.000 del Qashqai; 1.704 la alemana, la mayoría del A1, y nada menos que 3.350 (la mitad de sus ventas) la italiana.

De cara al resto del año, aumenta el temor a un posible efecto yo-yo por las caídas de ventas que puede provocar a partir de septiembre el fin de los descuentos. Y si se suma que muchas marcas apenas tienen todavía producción de modelos homologados, la incertidumbre es aún mayor.

Claves

Sube el CO₂. Las emisiones medias de dióxido de carbono de los vehículos matriculados en el primer semestre han subido a 116 gramos por kilómetro recorrido, dos gramos más que en el mismo periodo de 2017, según un estudio de la consultora MSI para Faconauto, la patronal de los concesionarios. Entre las posibles causas está el auge de ventas de los SUV (48% en lo que va de año), que gastan y emiten más CO₂ que los turismos convencionales. Esta tendencia combinada con la caída de los diésel, que suponen ya solo el 37% de las matriculaciones hasta junio —13 puntos menos que en 2017 — agudiza el problema, porque las mecánicas de gasóleo consumen y emiten un 20% menos de CO₂ y son sobre todo las más apropiadas y eficientes para modelos más grandes y pesados como los SUV. Pero lo peor es que el aumento choca con la nueva normativa de la Unión Europea, que a partir de 2020 exigirá reducir las emisiones medias de cada marca a 95 g/km para evitar multas prohibitivas.

El Qashqai, líder absoluto. El fenómeno SUV se refleja también en el ranking de modelos julio y por primera vez un coche de este tipo, el Nissan Qashqai, se alza al primer puesto absoluto y es ya tercero en el total del año. Sin embargo, de las 4.372 unidades matriculadas, 983 han sido para alquiladores, 2.148 para empresas y solo 1.241 para particulares.