Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un crecimiento menos equilibrado

Las ventas de automóviles siguen al alza en junio por el empuje de las entregas a empresas y alquiladoras

La opción más deportiva del Volkswagen Polo.
La opción más deportiva del Volkswagen Polo.

El sector del automóvil cierra un primer semestre récord, con 734.649 matriculaciones, un 10% más que en el mismo período del año pasado. Sin embargo, las entregas en junio suben apenas un 8% y muestran cierta desaceleración, porque el alza se debe solo al tirón de las ventas a empresas (13,2%) y alquiladoras (13,8%), mientras que las del canal de particulares, el más representativo, se estancan en un 1,6% que contrasta con el 12,3% de subida de mayo.

Un crecimiento menos equilibrado

Aunque junio ha tenido un día hábil menos, que puede suponer un 3% menos de entregas, el mercado empieza a acusar las distorsiones de la entrada en vigor de la nueva normativa WLTP de homologación de consumos, que ha colapsado los laboratorios de pruebas europeos. Aparte de ser mucho más realista y exigente —subirán hasta un 25% los consumos y emisiones oficiales— tiene otro efecto añadido: a partir de septiembre solo un 10% de las ventas de cada marca podrán ser de modelos homologados con la norma anterior. Y ese límite está provocando liquidaciones aceleradas de stock: “Se están vendiendo lotes de modelos a las mayoristas de flotas que computan en el canal de empresas y elevan las ventas de forma coyuntural. El proceso puede seguir tirando del mercado en agosto y corregir después en septiembre”, indica un ejecutivo que prefiere no identificarse.

Un crecimiento menos equilibrado

VW lideró el mercado español en junio, con 1.800 unidades de ventaja sobre Seat y 2.200 sobre Renault. En el acumulado del año redujo a solo 2.800 la distancia con la marca española, que deberá emplearse a fondo para conservar el primer puesto a final de año. Peugeot cierra el semestre tercera, con un crecimiento del 17%, el mismo que Seat y VW, las otras marcas más en forma. Renault y Opel son cuarta y quinta, pero con cifras más modestas: la primera sube un 7,8% y la otra cae un 5,8% (ha reducido un 11% las ventas a rent a car). Citroën y Toyota se estabilizan en la sexta y séptima posición, y destacan las subidas de Fiat (+11,5%) y Kia (+17,4%), que aprovechan el bache de Ford (-3,1%) y Nissan (+0,1%) para desplazarlas al décimo y undécimo puesto.

Entre las marcas premium, Audi sigue líder y es duodécima (7,9%), por delante de Hyundai, la que más sube entre las 15 primeras (+23%), y superando a sus grandes rivales, Mercedes (3,3%) y BMW (+3,7%), que también crecen por debajo del mercado.

Volkswagen recupera la iniciativa

La marca alemana ha cerrado el semestre en plena forma con más de 13.000 entregas, cifras de antes de la crisis: “El mercado ha crecido más de un 10% y nosotros un 17%. Pero en junio incrementamos un 35% las matriculaciones y fuimos la marca de mayor crecimiento en el mes”, destaca Laura Ros, directora de VW en España.

El éxito se ha basado en el tirón de los SUV: “Nos está beneficiando esta tendencia, que gana fuerza entre los españoles. El T-Roc, nuestro SUV compacto, nos da ventas adicionales, como el Tiguan Allspace (siete plazas). Pero sobre todo el Tiguan ha tenido un resultado extraordinario, con un 70% de subida frente a junio de 2017. Y el Polo y el Golf, dos pilares de nuestras ventas, han sido segundo y tercer modelo más vendido en España el pasado mes”, señala la ejecutiva.

“Destacaría también el crecimiento superior al 20% en el canal de particulares, tanto en junio como en el primer semestre. Y la fortaleza en empresas, que refleja el éxito del renting para particulares, una fórmula en la que crecemos mucho. Esperamos que siga la tendencia y el año cierre por encima de 1,3 millones”, termina Laura Ros.