Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez obliga a una filial de IBM a readmitir a una delegada sindical

El tribunal repone sus funciones sindicales a una representante de CC OO de forma cautelar

Un hombre habla por teléfono en el ‘stand’ de IBM en la última edición del Mobile World Congress en Barcelona. 
Un hombre habla por teléfono en el ‘stand’ de IBM en la última edición del Mobile World Congress en Barcelona.  Getty

Un juzgado de lo social de Madrid ha tomado una decisión inusual. Ha repuesto en sus funciones de delegada sindical a una trabajadora, M. L. C. G., despedida de la empresa Viewnext, filial de la multinacional tecnológica estadounidense, IBM. El auto dicta medidas cautelares de reposición de la empleada en su puesto del comité de empresa de su centro de trabajo y también en el comité europeo, según el escrito judicial razonado al que ha tenido acceso este diario. La decisión puede ser recurrida.

El caso de esta trabajadora, representante sindical por CC OO, comienza cuando es despedida por motivos disciplinarios. La causa que alega la empresa, apuntan fuentes de la defensa, es que como miembro del comité de empresa europeo fue informada de ajustes de plantilla que la compañía pretendía hacer en varios países, entre ellos España. La sindicalista comunicó esta información a los comités de los centros de trabajo españoles, lo que provocó la reacción de la filial de IBM que le acusó de una “desobediencia grave”, siempre según las mismas fuentes.

La trabajadora ha recurrido su despido y reclama la nulidad de la decisión de la empresa “por vulneración de la libertad sindical” y una indemnización cercana a los 20.000 euros. Además, la defensa solicitó la adopción de medidas cautelares para que se le permita seguir ejerciendo sus funciones como representante de los trabajadores. Esta petición no es habitual. Aunque hay precedentes y algunas sentencias que lo avalan, los jueces no siempre la atienden. Por tanto, su concesión es inusual.

No obstante, como se puede leer en el auto, la disputa sobre las medidas cautelares no se centró en si la trabajadora se debía reincorporar a sus funciones de representación en España, algo a lo que a la empresa no se oponía. Lo que rechazaba Viewnext, que ha rehusado dar su versión y se ha limitado a decir que “respeta y cumple con todos los derechos legales de los representantes sindicales”, era al regreso al comité de empresa europeo, argumentando que esa decisión correspondía a la jurisdicción de Alemania, “país al que pertenecen la mayoría de los miembros” de ese órgano. La juez desoye este razonamiento apoyándose en una directiva comunitaria que remite a las leyes de cada estado para garantizar los derechos de los representantes sindicales y en que es un despido, que se juzga con normas españolas, el que provoca la salida de la delegada del órgano europeo.

También obliga a la filial de IBM a restaurar a la sindicalista tanto la tarjeta de acceso a las instalaciones sin “formalismo previo” como las claves informáticas que tenía antes del despido, sin más restricciones que las que tenía antes.