Rusia y la OPEP estudian aumentar la producción de petróleo

Los países contemplan relajar el límite sobre los barriles que producen al día

La bandera de la OPEP durante una reunión de los países que la integran
La bandera de la OPEP durante una reunión de los países que la integranLeonhard Foeger (REUTERS)

Arabia Saudí y Rusia están valorando aumentar la producción de petróleo. La vía sería relajar ese límite que rebajó la producción diaria en 1,8 millones de barriles que tienen pactado 24 países productores de crudo, entre ellos los integrantes de la OPEP, en el que Arabia es su principal integrante, y Rusia, hasta finales de este año.

Las conversaciones iniciales están siendo lideradas por los ministros de Energía de Arabia Saudí, Khalid al-Faih,y Rusia, Alexander Novak, en la ciudad rusa de San Petersburgo, apuntan fuentes conocedoras de estas negociaciones. Los ministros de los países productores la OPEP y de los que no pertenecen al cártel se reunirán del 22 al 23 de junio en Viena, donde tomarán una decisión definitiva.

El objetivo de las conversaciones es relajar el estricto cumplimiento de las restricciones a la producción, dijeron las fuentes, en un esfuerzo por enfriar el mercado tras la subida del precio del petróleo a los 80 dólares por barril entre temores a una escasez del suministro.

Todavía no se ha fijado una cifra definitiva de producción porque dividir la producción sobrante entre los participantes del acuerdo podría ser complicado, dijeron las fuentes.

“Las conversaciones actuales están destinadas a reducir el nivel de cumplimiento al 100 por ciento, más para los países de la OPEP que para los no miembros”, dijo una fuente.

La OPEP puede decidir elevar la producción petrolera tan pronto como en junio ante las preocupaciones sobre el suministro de Irán y Venezuela y los temores de Washington de que el repunte del petróleo vaya demasiado lejos, dijeron fuentes del sector del petróleo y de la OPEP.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS