Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ejecuciones hipotecarias registraron en 2017 la cifra más baja desde que estalló la crisis

El número de desahucios practicados en 2017 fue de 60.754, la mayoría por impagos del alquiler

Las ejecuciones hipotecarias bajan un  redujeron un 37,8%.
Las ejecuciones hipotecarias bajan un redujeron un 37,8%.

El número de lanzamientos o desahucios practicados durante 2017 fue de 60.754, lo que supone una disminución interanual del 3,6%, en tanto que las ejecuciones de inmuebles (el paso previo al desahucio), presentadas en los juzgados se redujeron un 37,8% hasta 30.094, la cifra más baja de las registradas desde 2008, según el informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales que la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) publicó este lunes.

El porcentaje de españoles que viven de alquiler es ya del 20%. El aumento de la demanda de viviendas en arrendamiento y la subida incesante de sus precios, que no va acompañada de una subida salarial, han hecho crecer el número de impagos de las rentas. Así, caen en España los desahucios por impago de la hipoteca pero suben los derivados de los alquileres.

Casi seis de cada diez desahucios, 35.666, fueron consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mientras que otros 22.330 se derivaron de ejecuciones hipotecarias, y los 2.758 restantes obedecieron a otras causas. Los lanzamientos por impago del alquiler experimentaron un aumento del 4,3% en 2017, mientras que los derivados de ejecuciones hipotecarias bajaron un 15,4%.

Cataluña, con 13.308 (el 21,9% del total nacional) fue la comunidad autónoma en la que el año pasado se practicaron más lanzamientos, seguida por Andalucía (10.437) y la Comunidad Valenciana (8.207).

Atendiendo solo a los lanzamientos consecuencia de procedimientos derivados de los alquileres, la clasificación la encabezó también Cataluña, con 8.624, seguida por la Comunidad de Madrid, con 5.001, y por Andalucía, con 4.713. En cuanto a los lanzamientos consecuencia de ejecuciones hipotecarias, los tres primeros lugares los ocuparon Andalucía (5.150), la Comunidad Valenciana (3.885) y Cataluña (3.832).

Ejecuciones hipotecarias

Por su parte, el número de ejecuciones hipotecarias (sufrieron un procedimiento ejecutivo a través del cual se ordena la venta a un tercero de su vivienda que estaba gravada con una hipoteca) iniciadas en 2017 fue de 30.094, lo que representa un descenso del 37,8% respecto a las presentadas el año anterior.

El CGPJ indicó que esta "es la cifra más baja de las registradas desde 2008", ejercicio en el que se iniciaron 58.686 ejecuciones hipotecarias. En 2009 fueron 93.319, se presentaron 93.636 en 2010, 77.854 en 2011, 91.622 en 2012, 82.680 en 2013, 80.749 en 2014, 68.165 en 2015 y 48.410 en 2016.

Cantabria fue la única región en la que no se registró una bajada de las ejecuciones hipotecarias el año pasado, con un aumento del 2,1%. Por el contrario, los descensos fueron superiores al 50% en Aragón, Cataluña, Navarra y La Rioja. En términos absolutos, Andalucía fue el territorio donde se presentaron más ejecuciones hipotecarias en 2017 (7.002), seguido por Cataluña (4.635) y la Comunidad Valenciana (4.558).