Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cellnex cierra el acuerdo para el ERE en Retevisión y Tradia

El plan supondrá la salida voluntaria de 180 trabajadores a través de prejubilaciones y bajas incentivadas

Stand de Cellnex en el MWC de Barcelona.
Stand de Cellnex en el MWC de Barcelona.

La dirección y los representantes de los trabajadores de Cellnex han alcanzado un acuerdo un expediente de regulación de empleo (ERE) en sus filiales españolas Tradia y Retevisión que supondrá la salida voluntaria de 180 trabajadores, a través de un plan de prejubilaciones y otro de bajas incentivadas que se llevará a cabo entre este año y el siguiente, informó la empresa. .

Podrán acogerse al plan de prejubilaciones los empleados que cumplan 57 años de edad o más durante este periodo. Los empleados que se acojan al plan de prejubilaciones se beneficiarán de una cobertura equivalente al 75% del salario neto hasta los 65 años, mientras que las bajas incentivadas tendrán una indemnización equivalente al salario de 33 o 45 días por año trabajado con el tope máximo legal.

Retevisión y Tradia son filiales de Cellnex dedicadas a la gestión de la red de televisión terrestre. Las bajas se estiman en 149 bajas para la primera empresa y 31 para la segunda. Cellnex, a su vez, es filial de Abertis, que se encuentra en plena guerra de opas de la italiana Atlantia y la alemanas Hochtief (ACS).

El ERE se encuadra en el proceso de reorganización de la actividad en el negocio vinculado a la radiodifusión de señales, puesto en marcha por las filiales de Cellnex, según la empresa. En definitiva, la empresa busca adaptar su estructura a los nuevos modelos de negocio. Este ámbito se ha modernizado ampliamente en los últimos años con la introducción de equipos que pueden recibir un mantenimiento por la vía remota, sin tener que acudir a los centros en los que están instalados, según la versión de la compañía.

Cellnex Telecom obtuvo un beneficio neto de 33 millones de euros en 2017, un 17,5% menos que en el año anterior, tras el aumento de las amortizaciones (+27%) y de los costes financieros (+68%) asociados al crecimiento con nuevas adquisiciones por 1.200 millones de euros