Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La retribución de Ana Botín en 2017 fue de 10,58 millones de euros

La presidenta del Santander suma 7,87 millones de salario y 2,71 millones de pensión

Ana Botín, presidenta del Banco Santander y José Antonio Álvarez, consejero delegado, durante las presentación de resultados de 2017 en la sede de la entidad en Boadilla del Monte.
Ana Botín, presidenta del Banco Santander y José Antonio Álvarez, consejero delegado, durante las presentación de resultados de 2017 en la sede de la entidad en Boadilla del Monte.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ganó el año pasado 7,874 millones de euros, un 6,8% más que en 2016, según las cuentas anuales de la entidad remitidas este viernes a la CNMV. Si se suma la aportación a su plan de pensiones, el importe sube hasta los 10,58 millones, lo que representa un incremento del 6,9%.

De los 7,8 millones de salario, Botín recibió 2,5 millones de euros en fijo; 1,37 millones en variable de abono inmediato en efectivo y 1,37 millones de euros en variable ya pagados en acciones. Además, obtendrá de variable en diferido 822.000 euros en efectivo y 822.000 euros en acciones. Por otra parte, ingresó 689.000 euros por otras retribuciones. La aportación al plan de pensiones es de 2,707 millones de euros. Con este último ingreso, el saldo acumulado en el sistema de previsión de la presidenta del Santander suma los 45,789 millones.

Según figura en las cuentas, Matías Rodríguez Inciarte se jubiló con 48,230 millones de pensión. El consejo de administración del Santander obtuvo una remuneración total de 26,470 millones de euros en 2017, un 2,86% por encima del año anterior. El grueso de las retribuciones del consejo se las lleva Ana Botín y sus números dos y tres. El salario del consejero delegado, José Antonio Álvarez, ascendió a los 6,436 millones de euros, un aumento del 5,9%. Si además se toma la pensión, la cifra alcanza los 8,89 millones de euros con un alza del 6,8%. Álvarez acumula una pensión de 16,151 millones de euros.

El tercer ejecutivo de la entidad es el vicepresidente Rodrigo Echenique, que además ocupa la presidencia de Santander España y del Banco Popular. Echenique no cuenta con una aportación para la jubilación e ingresó una remuneración total de 4,281 millones de euros, un 11,9% más de lo que obtuvo en 2016. Aunque Echenique no participa del sistema de previsión, dispone de 13,957 millones de saldo que le corresponden de antes de su nombramiento como consejero ejecutivo.

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido en 2017 por valor de 6.619 millones de euros, un 7% más que el año precedente tras destinar 897 millones a cargos extraordinarios, entre ellos la integración del Popular. La revalorización de la entidad en Bolsa durante el 2017 fue del 10,44%.